tiempo.com

El largo adiós

El crepúsculo es un proceso largo en la estación de investigación Concordia, situada a solo unos 1000 km del Polo Sur. El Sol desaparece completamente detrás del horizonte durante más de cuatro meses en invierno

Imagen de la estación de investigación Concordia de Hannes Hagson


Para la tripulación de hasta quince personas que trabajan y viven en uno de los puestos de avanzada más remotos del mundo, el largo adiós al Sol es agridulce. Durante seis meses vivirán y trabajarán aislados; no se pueden transportar suministros ni personas, ya que las temperaturas pueden descender a -80 °C en la oscuridad helada del exterior.

La estación de investigación Concordia

La estación consta de dos torres, una para maquinaria y trabajo ruidosos y las viviendas más tranquilas. El médico patrocinado por la ESA de este año, Hannes Hagson, tomó esta fotografía, la vista desde el comedor, a las 23:00 hora local del domingo pasado; la torre tranquila es visible a la izquierda.

Hannes está facilitando experimentos biomédicos en él y sus compañeros de tripulación para comprender cómo los humanos se las arreglan para vivir en un aislamiento extremo. El puesto avanzado ítalo-francés Concordia está ubicado a 3233 m sobre el nivel del mar, por lo que la tripulación experimenta hipoxia hipobárica crónica o falta de oxígeno en el cerebro.

Con luz solar irregular, ningún rescate rápido, temperaturas extremadamente bajas y poco oxígeno en el aire, esto es lo más cerca que se puede estar de vivir en otro planeta, en la Tierra.

Siga el año de Hannes en el blog Chronicles from Concordia.

ESA

Esta entrada se publicó en Fotos y animaciones en 15 Mar 2022 por Francisco Martín León