Carreteras en azul reflectante

Qatar ha convertido un tramo de carretera muy transitado en la capital, Doha, de color azul brillante como parte de un experimento para enfriar la superficie asfaltada y reducir la temperatura de las áreas circundantes

Francisco Martín León Francisco Martín León 17 Sep 2019 - 00:00 UTC
Pintando las calles de azul para refrescar el aire en Qatar.

Las temperaturas en el emirato a veces alcanzan los 50 ºC y el calor es una gran preocupación cuando el país fue nombrado anfitrión de la Copa de fútbol del Mundial 2022.

Si bien el torneo se organizará en los meses más fríos de invierno para evitar el período más caluroso, Doha todavía llega a temperaturas altas en esas fechas.

Las altas temperaturas pueden hacer que los tableros de los autos se rajen, la pintura se decolore y los adornos plásticos se derritan, lo que alienta a las autoridades a buscar soluciones innovadoras.

Un tramo de 200 metros de una calle del centro que conduce a la costa ha sido recubierto con un pigmento azul reflectante del calor de un milímetro de espesor.

Durante un período de prueba de 18 meses, Ashghal, la autoridad de obras públicas de Qatar, probará si la nueva superficie reduce efectivamente la temperatura y ayuda a reducir el calor en el área alrededor de la carretera cubierta.

Se han probado esquemas de pavimentación fría similares en otros lugares, incluso en Los Ángeles.

Las autoridades de la capital han dicho que también instalarán superficies de carreteras reflectantes en toda la capital para combatir las altas temperaturas. La ciudad también plantará arbustos para ayudar a absorber el calor a través del proceso natural de la fotosíntesis.

El asfalto y el cemento absorben la energía solar durante el día y la liberan durante la noche, lo que significa que las ciudades son más cálidas que el campo circundante, ya que los edificios y las calles actúan como un disipador de calor gigante: efecto de isla de calor urbana.

Se espera que las llamativas superficies azules de Doha absorban menos radiación solar y reflejen los rayos ultravioleta, reduciendo la temperatura local para los peatones y automovilistas que pasan sobre ellas.

Una pantalla digital junto con el experimento de Doha mostró que la superficie tradicional era entre 6s y 10 grados más caliente que la carretera cubierta.

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con Pearl-Qatar, Calle de azul, Refrigeración de calle, Campeonato de fútbol de Qatar, en 17 Sep 2019 por Francisco Martín León
Publicidad