Ascenso de aire adiabático

Los ascensos y descensos de aire que tienen lugar en la atmósfera se consideran adiabáticos cuando son lo suficientemente rápidos, de manera que puede despreciarse el intercambio de calor entre la burbuja o volumen de aire que se desplaza en la vertical y el aire que lo rodea, del entorno.

En termodinámica, se define un proceso adiabático como aquel en el que el sistema (habitualmente un fluido) no intercambia calor con el entorno. En el caso particular de la atmósfera, los ascensos y descensos de aire se consideran con frecuencia adiabáticos. Pensando en las térmicas que tienen lugar en verano, en días de fuerte insolación, el volumen o burbuja de aire caliente situado inicialmente junto al suelo, asciende con rapidez, aumentando su volumen al ir bajando la presión al ganar altitud, y disminuyendo su temperatura por esa razón.

Esta entrada se publicó en Vídeos en 27 Nov 2020 por José Miguel Viñas