GOES-17 ya está operativo

/sites/default/files/g17_15jan19_hawaii.gif

 

Es oficial: GOES-17 ahora funciona como el satélite GOES West de la NOAA.

 

 

 



 En su nueva función, GOES-17 servirá como el principal satélite geoestacionario de NOAA para detectar y monitorear los sistemas de tormentas, borrascas, ciclones tropicales, etc.,   del Pacífico,  así como las nieblas, los incendios forestales y otros fenómenos meteorológicos que afectan el oeste de los Estados Unidos, Alaska y Hawai.

El último hito para el GOES-17 se produce exactamente once meses después de que el satélite alcanzó por primera vez su órbita geoestacionaria a 36.000 km sobre la Tierra.

Lanzado el 1 de marzo de 2018, GOES-17 es el segundo satélite meteorológico geoestacionario avanzado de NOAA y el satélite hermano de GOES-16 (también conocido como GOES East). Juntos, los dos satélites proporcionan imágenes de alta resolución visibles e infrarrojas, así como observaciones de rayos de más de la mitad del globo, desde la costa oeste de África hasta Nueva Zelanda y desde el Círculo Polar Ártico hasta el Círculo Antártico.

Mapa  con la cobertura geográfica de los satélites GOES Este y Oeste. (NOAA)

 

 

Mejores pronósticos meteorológicos para los Estados Unidos occidentales

GOES-17 ya ha ayudado a los meteorólogos a rastrear el tiempo y otros peligros ambientales en lugares como California, Alaska y Hawai. El satélite comenzó a transmitir sus primeras imágenes desde su nueva posición orbital en noviembre de 2018. Desde entonces, los pronosticadores han estado utilizando los datos del GOES-17 para ver cómo se conforma el tiempo en el Océano Pacífico nororiental, donde muchos sistemas atmosféricos afectan la forma continental de los EE. UU.

Hasta hace poco, la cobertura de datos de alta calidad del Océano Pacífico era escasa. Sin embargo, ahora que los datos del GOES-17 están disponibles, los pronosticadores tienen acceso a vistas más detalladas de los sistemas climáticos de alto impacto y otros peligros ambientales como el humo de los incendios forestales y la ceniza volcánica.

Por ejemplo, GOES-17 ayuda a los pronosticadores a predecir la intensidad y el impacto de las tormentas del Pacífico que azotan la costa oeste. Estas incluyen los ríos  atmosféricos que traen fuertes lluvias y nieve en las alturas de California y el Noroeste del Pacífico, especialmente durante los meses de invierno.

 

/sites/default/files/g17_15jan19_hawaii.gif

 

En Hawái y el Océano Pacífico central, las imágenes de infrarrojos visibles y de alta resolución del GOES-17 mejorarán los pronósticos de huracanes y permitirán a los meteorólogos predecir mejor las áreas de lluvia intensa.

 

NOAA-NWS

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *