tiempo.com

La hipocresía sobre el cambio climático en Davos 2019

Aunque el cambio climático, el calentamiento del planeta y los fenómenos de alto impacto social son la primera preocupación de los dirigentes políticos y económicos del mundo reunidos en Davos, Suiza, muchos de ellos utilizan y dejan mucha huella en el CO2

La Hipocresía Sobre El Cambio Climático En Davos 2019

Y es que el uso y sobre abuso de en volar en privado en lugar de los vuelos comerciales parece ser mayor que cualquier preocupación sobre la gran huella de carbono que implica, a juzgar por un ejercicio crujiente de números realizado por la compañía Air Charter Service (ACS).

Se cree que cerca de 1.500 vuelos en jet privado se van a realizar durante la semana del Foro Económico Mundial (World Economic Forum , WEF) a aeropuertos cerca de Davos en los Alpes suizos. Esto supone un aumento en comparación con los más de 1.300 movimientos de aeronaves vistos en el foro del año pasado, a pesar de que el cambio climático se registró como el principal factor de riesgo identificado para la economía mundial en una encuesta realizada entre los asistentes del WEF la semana pasada.

Otras fuentes disparan los vuelos privados a la cifra de 2.000 dentro y fuera de los aeropuertos locales.

Aunque la mayoría de las personas llegan a Davos en automóvil o en tren después de llegar a aeropuertos como Zurich, a dos o tres horas de distancia, algunos directores ejecutivos y líderes gubernamentales selectos con su séquito contratan helicópteros para ahorrar tiempo.

La demanda de jets privados en la semana de Davos supera con creces a otros eventos que también ocupan un lugar destacado en el calendario de la aviación privada, como el Super Bowl o la final de la Liga de Campeones, según Andy Christie, director de jets privados de ACS.

Los organizadores del WEF insisten en que están haciendo que el foro anual sea ambientalmente sostenible, compensando las emisiones de carbono generadas por la aviación privada en la medida de lo posible a través de sus propias iniciativas en el terreno. Pero la seguridad de los altos asistentes es prioritaria.

A esta hipocresía en lo relativo al desplazamiento se une la inacción de ciertas potencias contaminantes que han abandonado el Acuerdo de París.

Esta entrada se publicó en Noticias en 24 Ene 2019 por Francisco Martín León