El cielo en “El grito” de Edvard Munch y las nubes nacaradas

Nuevo trabajo de investigación meteorológica de este cuadro tan llamativo e inquietante que ha aparecido en la BAMS

 

 

 

 


 

Resumen

The Scream / El grito  es una pintura muy conocida de Edvard Munch (1863-1944). La palabra noruega utilizada por Munch es “skrik”, que puede traducirse como “chillido” o “grito”.

El grito puede ser de interés para los meteorólogos debido a la representación bastante llamativa del cielo. Se ha sugerido que el cielo dramático de color rojo se inspiró en una puesta de sol volcánica vista por Munch después de la erupción de Krakatau en 1883 y por el avistamiento de nubes nacaradas estratosféricas, y también que es parte de la expresión del artista de un grito de la naturaleza.

La evidencia de la teoría del ocaso volcánico y la psique de Munch se revisan brevemente. Brindamos apoyo a que la inspiración de Munch pudo haber sido a partir del avistamiento de nubes nacaradas, observables desde el sur de Noruega durante los meses de invierno.

Mostramos que los colores y patrones del cielo en la pintura de Munch combinan mejor con los colores del atardecer si hay nubes nacaradas. Su aparición repentina alrededor y después de la puesta de sol crea un efecto impresionante y dramático.

Al comparar el contenido de color de las fotografías y pinturas de puestas de sol regulares, puestas de sol volcánicas y nubes nacaradas después de la puesta del sol con el contenido de color del cielo en The Scream, la coincidencia es mejor con las nubes nacaradas presentes.

Si esta conjetura es correcta, entonces el cielo de Munch en The Scream / El grito representa una de las primeras documentaciones visuales de un despliegue de nubes nacaradas.

 Serie de nubes nacaradas tomadas el  20 de enero de 2008 desde Leirsund, sur de Noruega. Fotos de  F. Prata.

 

Para más detalles, ver:

The Sky in Edvard Munch’s The Scream

Fred Prata. Department of Atmospheric, Oceanic and Planetary Physics, University of Oxford, Oxford, United Kingdom.

https://doi.org/10.1175/BAMS-D-17-0144.1

BAMS

Más sobre nubes nacaradas en: https://www.tiempo.com/ram/19647/nubes-nacaradas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *