Sequía de nieve en las montañas Rocosas

Una sequía de nieve no solo hace que la temporada de esquí sea mala. Si el déficit de nieve continúa hasta finales del invierno y la primavera, puede significar problemas para los administradores del agua y las comunidades que dependen del agua de deshielo para llenar los embalses.

Colaboración Francisco Martín Colaboración Francisco Martín 26 Feb 2018 - 16:38 UTC

En partes de las Montañas Rocosas, a principios y mediados de invierno de 2017-2018 no ha caído mucha nieve.

Estos mapas muestran la capa de nieve a finales de enero en un año típico (2016), arriba, y en medio de la reciente sequía de nieve (2018), abajo. Los mapas se hicieron a partir de observaciones recopiladas por el espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en el satélite Terra de la NASA.

Sequía De Nieve En Las Montañas Rocosas
Sequía De Nieve En Las Montañas Rocosas

Las áreas azul oscuro tienen la mayor cantidad de nieve cubierta (100 por ciento); las áreas azules más claras tienen progresivamente menos capa de nieve. Las áreas grises muestran que los satélites no pudieron recopilar datos debido a la nubosidad.

Desde el 1 de febrero de 2018, la capa de nieve en las Montañas Rocosas del Sur estaba por debajo de lo normal, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA. Las Rocosas del Sur se extendieron por el sur de Wyoming, Utah, Nuevo México y Colorado, la ubicación de los picos más altos de la cordillera.

Los informes de Colorado señalaron que el manto de nieve estaba "en camino de ser uno de los más bajos en la historia reciente". El manto de nieve en todo el estado era el 60 por ciento de lo normal. Dichas carencias son una preocupación, dado que las personas en Colorado y los estados del oeste usan el deshielo de esta parte de las Rocallosas para beber y cultivar.

Sequía De Nieve En Las Montañas Rocosas

Las Montañas Rocosas del Norte tuvieron un mejor resultado, con una capa de nieve superior a la media en partes de Wyoming y Montana, según el informe de la NOAA. La capa de nieve en las Montañas Rocosas Central se situaba cerca o justo por debajo de lo normal.

Los expertos dicen que aún hay tiempo para mejorar. La capa de nieve en las Montañas Rocosas del Sur podría mejorar con algunas tormentas de nieve, en contraste con las nevadas más frecuentes en el norte.

Los expertos sabrán más en primavera, cuando el Observatorio Aerotransportado de Nieve (ASO) de la NASA reanude los vuelos anuales que usan lidar para medir la nieve.

Los datos de ASO (que caracterizan todo, desde la profundidad de la nieve, el equivalente de agua nevada y el albedo) son una importante herramienta de orientación para los administradores del agua. El equipo de ASO planea analizar las zonas de California en marzo, y luego dirigirse hacia el este para una encuesta sobre Colorado.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens, utilizando los datos de la capa de nieve MODIS del Laboratorio de Propulsión a Chorro. Historia de Kathryn Hansen.

Instrumento:  Terra – MODIS

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con sequía, nieve, Montañas Rocosas, en 26 Feb 2018 por Francisco Martín León
Publicidad