Nuevos ojos en el cielo: futuro NOAA-20

Los meteorólogos y científicos de teledetección tienen nuevos ojos en el cielo esta semana. El Joint Polar Satellite System-1 (JPSS-1) despegó en un cohete United Launch Alliance Delta II a la 1:47 a.m. hora del Pacífico el 18 de noviembre de 2017, desde la Base Aérea Vandenberg de California.

 

 


El satélite en órbita polar, equipado con cinco sensores, se está moviendo ahora hacia la misma órbita que el satélite NOAA / NASA Suomi National Polar-orbiting Partnership (NPP).

JPSS-1 proporcionará a los científicos observaciones de varias variables ambientales críticas para el pronóstico del tiempo y otros tipos de investigación en ciencias de la tierra, incluyendo: temperatura y humedad atmosférica; nubes; temperaturas de la superficie del mar; energía entrante y saliente; color del océano; cubierta de hielo marino; partículas / aerosoles en el aire; erupciones volcánicas; incendios; luces nocturnas; y el agujero de ozono.

Como NPP, el nuevo satélite de órbita polar transporta sensores que continuarán las observaciones a largo plazo iniciadas a principios de la década de 2000 por una generación anterior de satélites de observación de la Tierra (incluidos Terra, Aqua y Aura de la NASA).

Uno de los sensores en JPSS-1 es el Clouds and the Earth’s Radiant Energy System Flight Model 6 (CERES FM6), un instrumento de la NASA que mide la energía solar reflejada por la Tierra, el calor que emite el planeta y el papel de las nubes en ese proceso.

CERES FM6 contribuirá a un conjunto de datos CERES ya extenso que ayuda a los científicos a calcular el efecto de las nubes en el calentamiento y enfriamiento planetario. Los mismos datos también pueden ayudar a mejorar los pronósticos estacionales influenciados por eventos climáticos como El Niño y La Niña.

 

NOAA-20

Aproximadamente 63 minutos después del lanzamiento, los paneles solares en JPSS-1 se desplegaron y la nave espacial comenzó a funcionar por su propia potencia. JPSS-1 pasará a llamarse NOAA-20 cuando alcance su órbita final. Luego de un período de  tres meses y la validación de sus cinco instrumentos, el satélite comenzará a funcionar.

El programa JPSS es una asociación entre NOAA y NASA. NOAA financia y administra el programa, así como sus operaciones y productos de datos. La NASA desarrolla y construye los instrumentos, la nave espacial y el sistema terrestre, y también lanza los satélites.

Foto de United Launch Alliance. Historia de Adam Voiland, según nota de prensa de la  NASA.

 

NASA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *