Numa, el medicane, golpea a Grecia dejando muerte y destrucción

El sistema de bajas presiones que se formó y se sitúa al sur de Italia  está afectando  a Grecia como una estructura casi tropical que los técnicos llaman medicane (mediterranean hurricane) pero que no es un huracán. Antes y durante su llegada ha dejado ya muerte y destrucción.

A su llegada, y antes, el medicane junto con las condiciones atmosféricas asociadas, ya ha dejado fuertes lluvias torrenciales y 16 muertos en tierras helénicas se dieron ayer 16 de noviembre, la mayoría cerca de Atenas. Hay muchas zonas inundadas y daños materiales.

Pero no solo ha sido afectada Grecia. También ciertas zonas costeras y del interior de los países Balcánicos y sur de Italia se están viendo afectadas por torrenciales precipitaciones. Los daños y muertes podrían ir aumentando con el tiempo.

A fecha de hoy viernes 17 de noviembre de 2017, ésta es la estructura a primeras horas en las imágenes infrarrojas:

Numa es el nombre dado por la Universidad Libre de Berlín, donde las personas pueden, por un módico precio, apadrinar a borrascas y anticiclones. Este nombre del medicane no es oficial.

En este sentido los medicanes se suelen formar a partir de una DANA/Borrasca fría aislada en altura que se acopla con una baja en superficie, que genera convección organizada alrededor de su centro. Si la cizalladura vertical disminuye, como ha sido el caso, entonces se genera un núcleo cálido en capas bajas que recuerda a la forma de un ciclón tropical: se puede genera un ojo, vientos intensos alrededor de él, y bandas convectivas organizadas parecidas a las de un ciclón tropical.

Los avisos a primeras horas de la mañana del 17 de noviembre eran estos en la zona:

Algunos pronósticos apuntan a que se podrían recoger entre 200-400 mm en dos o tres días en tierras griegas:

Precipitación acumulada por el modelo del ECMWF de alta resolución entre 16 nov 12 UTC y 19 nov. 12 UTC 2017.
Precipitación acumulada por el modelo del ECMWF de alta resolución entre 16 nov 12 UTC y 19 nov. 12 UTC 2017.

Numa se ha formado en un ambiente muy hostíl. Ha comenzado a organizarse con SST del agua del mar del orden de 20ºC pero con un núcleo frío de temperaturas en 500 hPa, que ha permitido el desarrollo de la convección. La disminución y separación del centro de la bajas en superficie del chorro polar asociado a la borrasca fría aislada ha permitido que la cizalladura vertical disminuya a la vez que el centro de la bajas se ha desplazado a aguas algo más cálidas, pero lejos de los 26,5 ºC que se alcanzan en el Caribe.

Estos sistemas de apariencia casi tropical (pero nunca igual a tropical, y mucho menos como los huracanes del Atlántico) poseen un núcleo cálido en capas bajas poco profundo y rara vez llegan a alcanzar la categoría 1 de huracán, aunque llevan vientos intensos en superficie.

Los vientos en superficie de las 03 UTC y los estimados por satélite en zonas marítimas no superaban los 35 kt, como se observa en estos dos mapas:

Los diagramas de fase del medicane Numa muestran a un sistema cálido poco profundo y simétrico según el modelo americano GFS:

Es probable que el centro del medicane se traslade por el sur de Grecia y se dirija hacia Turquía debilitándose en las próximas horas, aunque seguirá siendo un sistema de bajas presiones activo, dejando precipitaciones, tormentas, vientos racheados y mal estado de la mar:

Francisco Martín León, meteorólogo

Esta entrada se publicó en Noticias en 17 Nov 2017 por Francisco Martín León