tiempo.com

El incendio de la provincia de Guadalajara visto por MODIS: antes, durantes y después de los acontecimientos 14, 17, 19 y 21 de julio de 2005

Los días 14, 17, 19 y 21 de julio de 2005, el sensor Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) de la NASA de los satélites TERRA y AQUA tomó una serie de imágenes de la zona devastada por ...

Los días 14, 17, 19 y 21 de julio de 2005, el sensor Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) de la NASA de los satélites TERRA y AQUA tomó una serie de imágenes de la zona devastada por un trágico incendio que aconteció el 17, uno de tantos de este verano pero con especiales características trágicas.

Antes del incendio. Imagen MODIS del día 14 de julio de 2005. La zona de interés está remarcada en un rectángulo rojo y se corresponde al alto Tajo, al norte de la provincia de Guadalajara. Fuente y crédito de la imagen, NASA.

La zona de interés está enmarcada en rojo, en la primera imagen del día 14, situándose al norte de la provincia de Guadalajara, próxima a la de Madrid. Las tonalidades verdes oscuras indican la presencia de vegetación.

Mapas de las zonas incendiadas. Superior, ubicación de Guadalajara en la geografía de España y provincia. Inferior, área del Alto Tajo.

En la siguiente imagen del 17, segunda de la serie, el satélite Terra nos presenta la zona del incendio (en rojo) donde 11 personas fallecieron cuando intentaban controlar las llamas. Las áreas resaltadas representan fuegos activos obtenidos objetivamente. Los penachos de humo nos indican la dirección del viento, del SW, en capas bajas.

Durante el incendio. Imagen MODIS del día 17 de julio de 2005. Fuente y crédito de la imagen, NASA.

Durante el incendio. Imagen MODIS del día 17 de julio de 2005. Ver texto para detalles. Fuente y crédito de la imagen, NASA.

Ese mismo día se tomaron los datos para generar estas fotos donde, en la imagen inferior, se ha realzado las observaciones del MODIS en el canal infrarrojo para obtener una presentación falso color. En ella la vegetación aparece más verde, las nubes en azul claro y las áreas quemadas en magenta. La parte oeste del área coloreada en tonalidades rosas es la zona más activa del fuego en dicho momento. Estas imágenes de la NASA generadas por Jesse Allen del Earth Observatory, usando datos del Goddard Earth Sciences DAAC.

El día 19 el MODIS nos muestra una estampa desoladora. Todavía hay restos del desastroso incendio con señales de humos sobre la zona. El NW de dicha región aparece con tonalidades negruscas: es la zona devastada por el fuego.

Durante el incendio. Imagen MODIS del día 19 de julio de 2005. Ver texto para detalles. Fuente y crédito de la imagen, NASA.

En el día 21 de julio y en las dos últimas imágenes con el fuego casi extinguido, las zonas quemadas y limítrofes se ven sobrevoladas por los humos de otros incendios que se producían al oeste de la península y sobre Portugal.

Durante el incendio. Imagen MODIS del día 21 de julio de 2005. Ver texto para detalles. Fuente y crédito de la imagen, NASA.

Una vista detallada de la zona se muestra el área afectada (en negro) en la última imagen de la serie que hemos analizado.

Detalle de la imagen anterior sobre la zona devastada. Fuente y crédito de la imagen, NASA.

El verano del 2005 pasará a la historia por su extrema sequía y por los trágicos incendios acaecidos.

Fuente y crédito de todas las imágenes NASA y Earth Observatory.

Fuegos mortales en España analizados por el Envista

Resumen

ESA

El daño hecho a la provincia de Guadalajara de España por el fuego en el bosque en julio de 2005 ha sido medido de espacio por Envisat.

El resplandor del incendio de cuatro días comenzó el 16 de julio, cuando el fuego de una barbacoa, aparentemente, en arbolado de pinos se salió del control de los que lo iniciaron, extendiéndose por vientos intensos a través de un paisaje muy seco. Once bomberos voluntarios murieron al tratar de apagar el fuego y amenazó con engullir las aldeas próximas de Selas y Ablanque. Los bomberos tuvieron éxito en crear un corta fuegos para parar su extensión, ayudado por hidroaviones.

Mientras las autoridades españolas determinan las consecuencias del fuego, se ha realizado una estimación rápida de los daños usando el instrumento Medium Resolution Imaging Spectrometer (MERIS) del satélite Envisat de la ESA.

La imagen del 24 de julio del MERIS con una resolución espacial de 300 metros fue procesada para revelar áreas quemadas por un equipo conducido por el Dr. Federico González-Alonso, jefe del Laboratorio de Teledetección de Madrid del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (Instituto Nacional para la Agricultura, Investigación del Alimento y Tecnología, INIA).

"MERIS mide la radiación solar reflejada por la tierra en 15 bandas espectrales seleccionables en el infrarrojo visible y cercano," afirmó González-Alonso. "Utilizamos las bandas que son particularmente sensibles a la vegetación, después realizamos un análisis automático en las bandas para señalar los ‘endmembers’ - las áreas espectral puras que se podrían clasificar visualmente según lo quemado.

El perímetro que resulta nos da una estimación quemada del área de 11 313 hectáreas." Este dato es comparable a las estimaciones de las áreas quemadas por el fuego que otras fuentes estiman en 12 000 hectáreas.

"Los resultados obtenidos hasta ahora muestran que las estimaciones pueden ser extremadamente útiles no solamente para establecer la escala del daño si no también para los proyectos subsecuentes de la renovación del bosque y para la gerencia del subsidio."

El equipo también está participando en el programa Dragón de la ESA de cooperación con los investigadores chinos, usando imágenes completas del MERIS para analizar los fuegos en China.

Un gran fuego de grandes proporciones, que mató a 11 personas, ocurrió en Guadalajara, España, entre el 16 al 19 de julio de 2005. Una valoración del área quemada fue realizada usando la imagen del MERIS adquirida el 24 de julio de 2005. Créditos. ESA/Laboratorio de Teledetección del INIA.

El ‘endmember' fue dibujado en esta imagen en las áreas que se podrían clasificar visualmente según lo quemado. El perímetro que resulta se puede observar aquí. El área quemada es de unas 11.313 hectáreas. Créditos: ESA/Laboratorio de Teledetección del INIA.

Esta entrada se publicó en Reportajes en 23 Sep 2005 por Francisco Martín León