Las plantas de las ciudades son más verdes que las del campo y su periodo de crecimiento es mayor

Las áreas urbanas nos proporcionan algunas medidas de cómo los cambios en temperatura pueden afectar la vegetación

Colaboración Francisco Martín Colaboración Francisco Martín 12 Mar 2005 - 04:41 UTC

Boston University- NASA

Central Park, de la ciudad de Nueva York, Crédito, Junye Chen.Los árboles y los arbustos en Parque Central de Nueva Cork pueden tener una gran ventaja sobre las plantas arraigadas en el resto del país. Un nuevo estudio financiado por la NASA ha encontrado que las selvas humanas, como la ciudad de Nueva York, crean condiciones más calidas que hacen que las plantas permanezca más verde a lo largo del año comparándolas con las de las áreas rurales.De hecho, el estudio encontró que las estaciones de crecimiento en 70 ciudades del este en Norteamérica duraron cerca de 15 días más en las áreas urbanas que en las áreas rurales fuera de la influencia de una ciudad. Las áreas urbanas con altas concentraciones de edificios, de caminos y de otras superficies artificiales conservan el calor, creando las islas urbanas de calor. Los satélites revelan que las islas urbanas de calor aumentan las temperaturas superficiales comparadas con las de sus alrededores rurales. Estas islas del calor proporcionan un crecimiento temprano afectando al crecimiento propio de las plantas y ecosistemas, pudiendo servir de referencia a los estudios globales del calentamiento global y su impacto en el comportamiento y adaptación de las plantas a dicho calentamiento. Mientras las temperaturas se elevan debido al cambio del clima, las estaciones de crecimiento cambiarán probablemente también. Xiaoyang Zhang, el autor principal del estudio e investigador en la Universidad de Boston, Boston, Massachusetts, ha encontrado que para cada 1ºC en que las temperaturas se elevaron en promedio durante la primavera, la vegetación floreció 3 días antes. Las temperaturas superficiales de la tierra de la primavera en ciudades norteamericanas del este eran 2.3°C más cálidas que áreas rurales que las rodeaban, según el estudio.En último otoño e invierno, las temperaturas de las ciudades fueron 1.5°C más altas que los de los alrededores. Temperaturas urbanas más altas hicieron que las plantas comenzar a ponerse verde, en promedio, siete días antes en primavera. De forma similar, en las áreas urbanas de isla de calor, la estación de crecimiento duró ocho días más que en las áreas rurales. "Si usted vive en un área rural y va regularmente a la ciudad, y si usted presta atención a la vegetación, verá una diferencia en las estaciones de crecimiento a primeros de primavera y últimos de otoño", afirmó Zhang.Usando la información del instrumento Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) de la NASA del satélite de Terra, Zhang y sus colegas de la Universidad de Boston descubrieron que los climas de la ciudad tienen una influencia sensible en las estaciones de crecimiento de la planta hasta los 10 kilómetros más allá de los bordes o limites de una ciudad. Es decir, el impacto de climas urbanos en los ecosistemas se extiende más allá de la propia ciudad.El calentamiento global del clima afectará definitivamente ecosistemas," dijo Zhang. "Así, las áreas urbanas nos proporcionan algunas medidas de cómo los cambios en temperatura pueden afectar la vegetación."Más información e imágenes en:http://www.nasa.gov/centers/goddard/news/topstory/2004/0801uhigreen.html
Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con ciudad, Planta, Verdor, Campo, en 12 Mar 2005 por Francisco Martín León
Publicidad