tiempo.com

Una vaguada polar podría traer lluvias y nieve a finales de semana

En los próximos días se mantendrá el ambiente anticiclónico, aunque las previsiones apuntan a que el frío, la lluvia y la nieve podrían llegar a finales de semana. ¿Será un cambio de dinámica o un pequeño paréntesis? Aquí te lo contamos.

Si se cumplen las previsiones, a finales de semana la nieve podría aparecer en cotas no muy altas debido al paso de una vaguada.

La primera semana de febrero ha transcurrido sin grandes novedades en lo que respecta a la situación meteorológica, aunque el bloqueo anticiclónico cedió lo suficiente para dejar la puerta abierta a pequeños cambios que se han traducido en algunas lluvias y nevadas en ciertas zonas. Sin embargo, de cumplirse las previsiones, en unos días podríamos hablar de una situación de lluvias, nieve y descenso térmico, aunque probablemente insuficiente para paliar la preocupante sequía que padecen algunas cuencas y comunidades.

La semana comienza sin grandes cambios

De momento, hoy el anticiclón se aproximará a la Península Ibérica, predominando un tiempo estable en buena parte del país. En el norte los cielos estarán cubiertos, con lloviznas que irán a menos conforme pasen las horas. Las temperaturas diurnas subirán, superándose los 20 ºC en el suroeste, en puntos de Andalucía y en el interior-prelitoral este. El viento soplará con fuerza en el noreste y en el entorno del Estrecho, y la calima irá a más en el archipiélago canario.

Mañana habrá más nubes en el sureste y en el Estrecho debido al flujo de levante, y no se descarta alguna llovizna dispersa. A primera hora también podrían producirse algunas precipitaciones de carácter muy débil en el Cantábrico oriental y Pirineos. En el resto seguirá el ambiente anticiclónico, con probables bancos de niebla en el interior.

Las temperaturas nocturnas subirán, aunque en León o Teruel todavía podrían descender hasta los -3 ºC. Por el día se quedarán más cortas en casi toda la vertiente mediterránea, mientras que en el sur de Extremadura y oeste de Andalucía pasarán de los 20 ºC. El cielo estará turbio por la calima en las islas orientales de Canarias, y el viento seguirá soplando con fuerza en el noreste de Cataluña y en el Estrecho.

Predominará el ambiente estable, con algunas nubes y posibles lloviznas en el Estrecho y en la Comunidad Valenciana.

El miércoles la situación será prácticamente calcada a la del martes, predominando el tiempo estable, con nubes y probables lloviznas en el Estrecho y en la Comunidad Valenciana. En el resto del litoral mediterráneo y en Canarias se esperan intervalos nubosos. Se volverán a formar nieblas en el interior. Las temperaturas máximas y mínimas seguirán bajando en algunas zonas del este, con heladas débiles en el interior.

La llegada del frío, la lluvia y la nieve a España

El jueves notaremos algunos cambios, ya que el anticiclón se retirará hacia el Mediterráneo central. Las nubes irán a más por el oeste y a partir de la tarde la lluvia llegará a Galicia, en algunos casos con intensidad moderada. Las precipitaciones se extenderán y acabarán llegando al noroeste de Castilla y León, Asturias y Cantabria. La cota de nieve se situará sobre los 1700 metros. En el litoral este todavía se verán algunas nubes por la mañana. Las temperaturas diurnas empezarán a bajar por el norte y las mínimas apenas cambiarán. El viento arreciará en Galicia.

Con un alto grado de incertidumbre, según nuestro modelo de referencia, el HRES-IFS del ECMWF, durante el fin de semana una vaguada cruzará la Península, provocando un importante descenso térmico, con lluvias y nevadas que avanzarían de oeste a este, alcanzando incluso Baleares. De cumplirse este escenario, sería el episodio más inestable de lo que llevamos de año, aunque no se esperan precipitaciones generales y abundantes. Hay algunos mapas que no descartan que se acabe desgajando, generando una DANA.

¿Un pequeño paréntesis o cambio de dinámica?

El domingo por la tarde podría llegar otro frente a Galicia, pero a largo plazo el panorama no es bueno tras este posible paréntesis, ya que las previsiones del ECMWF señalan que probablemente las altas presiones se quedarán rondando la Península, por lo que seguiríamos hablando del predominio del ambiente anticiclónico.