El tiempo de Semana Santa de 2020, ¡primeras tendencias!

Acaban de salir las primeras predicciones para el tiempo de Semana Santa de 2020 y queremos ser los primeros en informarte. ¿Nos visitará la lluvia como en 2019 o será más tranquila? Aquí te lo contamos.

Semana Santa Consulta nuestro especial El tiempo en Semana Santa
Semana Santa
Las primeras previsiones del ECMWF señalan que podríamos tener un tiempo muy variable durante la Semana Santa

En las últimas horas el ECMWF, modelo en que se basan los pronósticos del Departamento de Meteorología de Meteored, acaba de actualizar sus predicciones semanales a largo plazo, llegando ya a la segunda semana de abril. Este año la Semana Santa cae del 5 al 12 de abril, en fechas relativamente tempranas.

Una Semana Santa con lluvias por encima de lo normal en el sureste y en Baleares

Según nuestros mapas, parece que durante los días grandes de la Semana Santa predominarán los vientos de levante, con precipitaciones por encima del promedio para esas fechas en Baleares, mitad occidental de Canarias y en el cuadrante sureste de la Península Ibérica. También observamos cierta tendencia a que esa semana sea húmeda en el noroeste de Castilla y León o en otros puntos de la mitad sur, caso de Andalucía.

En el tiempo de Semana Santa podrían predominar los vientos de levante, con precipitaciones por encima del promedio en Baleares, el sureste peninsular y las islas más occidentales de Canarias.

En lo que respecta a las temperaturas, podrían rondar los valores habituales a orillas del Mediterráneo (la media de Valencia en la primera quincena de abril es de unos 20 ºC), mientras que en el resto del país estarían de 1 a 3 ºC por encima de los valores medios del 5 al 12 de abril. Esta anomalía sería más significativa en la Meseta Sur y en Andalucía.

El tiempo de Semana Santa en Sevilla podría traer más lluvias y más calor de lo que suele hacer en esas fechas, con máximas cercanas a los 25 ºC.
Tiempo Semana Santa 2020
El modelo ECMWF anticipa lluvias por encima de lo normal en puntos de la mitad sur peninsular y Baleares para Semana Santa.

Días de abril que pueden ser veraniegos... o de pleno invierno

Sin embargo, no hay que olvidar que abril es el mes primaveral por excelencia, con cambios de tiempo que pueden ser muy bruscos debido a que la atmósfera se empieza a mostrar más dinámica por una corriente en chorro que suele presentar más ondulaciones. Por este motivo las previsiones a largo plazo son muy poco fiables en nuestra zona, aunque pueden ayudarnos a hacernos una idea de lo que puede pasar a nivel sinóptico.

Precisamente la AEMET, en su avance climatológico de la Semana Santa de 2020, insiste en la gran variabilidad interanual que existe en el período que comprende del 5 al 12 de abril, con máximas que en alguna ocasión han superado los 30 ºC en puntos de la Meseta Sur o del interior del noreste peninsular, en contraste con valores diurnos inferiores a los 2 ºC en observatorios de la Meseta Norte. Además, en este último sector las heladas tardías suelen a aparecer a principios de mes.

Entre el 5 y el 12 de abril hay ocasiones que se han superado los 30 ºC, y otras donde los valores diurnos han quedado por debajo de los 2 ºC en la Meseta Norte. Hay una gran variabilidad.

En cuanto a la precipitación, suele llover más días y acumularse más en el norte, mientras que en el sureste y mitad oriental de Canarias normalmente son más escasas, aunque en los últimos años en el Mediterráneo se han producido episodios de lluvias intensas e incluso localmente torrenciales en primavera. En lo que se refiere al viento, en alguna ocasión se han superado los 100 km/h en estaciones situadas en el litoral o en zonas de montaña.

Tiempo de DANAs para las procesiones

En el mes de abril los frentes atlánticos ceden el testigo poco a poco y conforme avanzan los días a las vaguadas o a las gotas frías/DANAs, con las que suelen predominar las precipitaciones convectivas (de mayor intensidad pero de carácter más irregular). Precisamente, todavía está muy reciente el importante temporal de levante de la Semana Santa de 2019, que dejó récords de intensidad y acumulados de lluvias, así como playas y paseos destrozados a orillas del Mediterráneo.