tiempo.com

¿Se prevé una temporada de esquí 2022-2023 con mucha nieve? ¡Veámoslo!

Estamos a las puertas del inicio de la temporada de esquí 2022-2023, tras unas últimas que han estado condicionadas por la pandemia y las condiciones meteorológicas anómalas. ¿Podremos disfrutar de unos meses de nieve abundante?

Previsión temporada de esquí
Las últimas temporadas de esquí han estado condicionadas por la pandemia y por la meteorología anómala. ¿Cómo se prevé el tiempo en los próximos meses?

En los últimos días la nieve ha cubierto de blanco los principales sistemas montañosos de nuestro país, aunque como suele ser habitual los mayores espesores se han registrado en las cordilleras del norte peninsular. Precisamente, en unos días se producirá la apertura de algunas estaciones de esquí del Pirineo y en Sierra Nevada.

Muchas personas están pendientes del pronóstico de nieve para este invierno. Recordemos que será el primero sin restricciones tras la pandemia, y que el turismo de nieve es uno de los que moviliza a más personas en España durante la época invernal. Además, la temporada pasada fue en general desastrosa por la ausencia o escasez de nieve.

¿Hará el suficiente frío en esta temporada de esquí?

Por ahora, nuestro modelo de referencia prevé que las temperaturas serán algo más altas de lo normal en el próximo invierno y en el inicio de la primavera. Se esperan valores hasta 0,5 ºC más altos respecto al promedio en la mayoría de las cordilleras, excepto en puntos del Pirineo y del Sistema Central, donde al parecer rondarán las temperaturas habituales para las fechas.

Las previsiones muestran que, por ahora, el escenario más probable en los próximos meses es el de la formación de un bloqueo anticiclónico entre el Atlántico Norte y Centroeuropa.

Si se cumple este escenario, sin duda no son muy malas noticias, teniendo en cuenta que en los últimos inviernos las anomalías han sido muy destacables en algunos períodos. En cuanto a la circulación dominante, el modelo de momento apuesta por la instalación de un gran bloqueo anticiclónico entre el Atlántico Norte y Centroeuropa.

Anticiclón temporada esquí
Nuestro modelo de referencia prevé que las altas presiones se impondrán en el entorno de las islas británicas y Centroeuropa en los próximos meses.

De momento, no parece que se vayan a producir grandes irrupciones de sur. De allí llegan las masas de aire que provocan altas temperaturas y polvo en suspensión que se deposita en la nieve, algo que, en su ausencia, juega un papel vital para su conservación.

Otro factor muy a tener en cuenta es el viento, que limpia y se lleva la nieve cuando sopla con fuerza. Aunque es muy complicado realizar una previsión con la tendencia del viento, recordemos que las rachas más intensas se alcanzan con circulaciones zonales o irrupciones de noroeste. Parece que tampoco abundarán en los próximos meses.

Sin precipitación no hay nieve. ¿Cómo se prevén los próximos meses?

Y ahora llegamos al otro actor clave para la nieve: la precipitación. Porque por mucho frío que haga, si no hay precipitación, no hay nieve. Con la disposición prevista por el modelo del ECMWF, las bajas y los descuelgues podrían deslizarse por el sur y Canarias. Con esto, las precipitaciones podrían ser más abundantes de lo normal en el este peninsular y en ambos archipiélagos.

Si las altas presiones se instalan en Centroeuropa, las bajas y los descuelgues podrían cruzar por el sur y Canarias, dejando precipitaciones especialmente en la mitad oriental peninsular.

De cumplirse este escenario, los Pirineos, la Cordillera Cantábrica y el Ibérico norte podrían salir algo perjudicados al quedar más cerca del área de influencia de las altas presiones. No obstante, los mapas de momento no muestran anomalías negativas muy destacadas en estos sistemas montañosos. Por ahora, parece que las estaciones de esquí más beneficiadas por las nevadas serán las del Ibérico sur, Sierra Nevada y quizá el Sistema Central.

Primeras tendencias para el puente de diciembre

Muchos eligen el puente de diciembre para inaugurar la temporada de deportes de invierno, aunque en este año los días festivos caen salteados. Las primeras tendencias señalan que se prevén temperaturas y precipitaciones que rondarán los valores habituales para las fechas.

Predicción puente de diciembre
Por ahora, parece que para el puente de diciembre tendremos temperaturas en torno a los valores medios de las fechas.

Los valores térmicos se situarían ligeramente por encima de lo normal en los archipiélagos, mientras que en Baleares se avecina un período un tanto inestable. Esperemos que este año tanto la pandemia como el tiempo echen una mano para disfrutar de un invierno "normal" tras lo que ha sucedido en estos últimos.