El tiempo de Semana Santa por regiones: ¡del calor a la nieve!

El inicio de la Semana Santa estará caracterizado por las temperaturas muy altas y el polvo en suspensión en buena parte del país, aunque a partir del miércoles la situación podría cambiar bastante por la llegada de aire frío. Aquí te contamos la previsión.

Semana Santa Consulta nuestro especial El tiempo en Semana Santa
La Semana Santa tendrá dos caras: empezará con temperaturas muy altas, y puede despedirse con frío y nieve.

La inminente Semana Santa será de nuevo atípica por la situación sanitaria, con la movilidad restringida entre las comunidades autónomas. Como suele ser habitual en esta época del año, la situación meteorológica se espera bastante variable, y prácticamente tendremos de todo en estos próximos días: desde sol y calima hasta aguaceros e incluso nieve.

De acuerdo con nuestro modelo de referencia, el HRES-IFS del ECMWF, en los próximos días seguiremos con la Borrasca Fría Aislada en Canarias, cada vez más debilitada, que será reabsorbida por una nueva BFA que se acercará a la Península Ibérica hacia mediados de semana. Hasta entonces, predominarán los vientos del sur con la presencia de polvo en suspensión.

A partir del miércoles, coincidiendo con los días más importantes de la Semana Santa, la incertidumbre es muy alta. A día de hoy, parece que se configurará una circulación en omega, con las altas presiones centradas en Islandia. El embolsamiento de aire frío en el entorno peninsular podría ejercer de atractor de una masa de aire ártico, canalizada por el anticiclón, por lo que podríamos despedirnos de los días festivos con temperaturas más bajas, lluvias e incluso nieve.

Tiempo atípico en Galicia y en la vertiente cantábrica

En el norte se espera una situación meteorológica atípica durante la primera mitad de la Semana Santa, con temperaturas muy suaves por los vientos del sur y del sureste. Podrían tocar techo el miércoles, con valores diurnos que rondarán entre los 25 y los 30 ºC en bastantes zonas de Galicia y en puntos del Cantábrico Occidental y central.

El martes podrían registrarse algunas lluvias débiles en el extremo noroccidental. A partir del miércoles, el viento rolará a norte o noreste, bajarán las temperaturas, y la inestabilidad irá en aumento en estas regiones, con precipitaciones que serán en forma de nieve en las montañas. El fin de semana podrían seguir bajando las temperaturas si se aconfirma la entrada de aire muy frío.

Hasta 30 ºC en Andalucía y 25 ºC en Madrid

En los próximos seguiremos con el paso de nubes medias y altas, asociadas a la circulación de sur. De acuerdo con los modelos meteorológicos, el cielo estará turbio por la presencia de polvo en suspensión, con concentraciones que en algún día podrían superar los límites considerados como perjudiciales por la OMS. Las temperaturas también serán bastante altas, casi veraniegas en algunos sitios, con valores que pueden pasar de los 30 ºC durante el miércoles en Andalucía y Extremadura. Rondarán los 25-30 ese día en Castilla-La Mancha y en la Comunidad de Madrid.

En lo que respecta a las precipitaciones, se esperan en el Golfo de Cádiz durante el martes. A partir del miércoles, la llegada de la BFA desde el Atlántico provocará un aumento de la inestabilidad, con aguaceros y tormentas que se extenderán de oeste a este, y nieve en zonas altas del Sistema Central y de las Béticas. En la recta final de la semana seguirían los chubascos por la presencia de aire frío en altura.

Fresco en el litoral mediterráneo

Los vientos de levante que soplan durante estos días impedirán que los valores diurnos suban demasiado a orillas del Mediterráneo, donde incluso podrían quedarse por debajo de los registros habituales para las fechas en algunos sectores. Se esperan intervalos nubosos, con posibles lluvias o lloviznas débiles intermitentes.

En el litoral este y en áreas costeras de Baleares apenas llegaremos a los 20 ºC, mientras que conforme nos alejemos del mar nos acercaremos a los 25. El modelo Europeo prevé que la recta final de la Semana Santa podría estar pasada por agua en el litoral mediterráneo, por la llegada del aire frío en altura que coincidiría con la entrada de levante. No obstante, la situación podría acabar quedándose en algunas tormentas o chubascos dispersos.

Aguaceros en Canarias

Tendremos un ambiente muy variable en Canarias. En los próximos días se esperan aguaceros, sin descartar que puedan caer algunos copos en las cumbres de Tenerife y La Palma por la cercanía del centro de la borrasca. No obstante, las precipitaciones no serán tan importantes como se esperaban en un principio.

En Canarias se espera un ambiente muy variable en los próximos días, ya que la actual borrasca se debilitará, pero llegará otra a mediados de la semana que viene.

A partir de ahí, la incertidumbre es muy alta, y se espera un tiempo bastante cambiante e inseguro en las islas durante la Semana Santa, condicionado por el nuevo descuelgue de mediados de semana y por la posible irrupción de aire frío que nos podría afectar a partir del viernes.