tiempo.com

Abril empieza fuerte: tormentas, granizo, nieve... ¿Seguirá así?

Después de un mes de marzo extremadamente seco y más cálido de lo habitual, el mes de abril se está comportando totalmente diferente. ¡La dinámica atmosférica por fin ha cambiado!

tormenta Murcia
Nubes espectaculares del viernes en Calasparra, Murcia. Foto '@zagalpescador' vía MeteOrihuela.

La llegada del nuevo mes nos ha traído novedades en las condiciones meteorológicas. Después de semanas y semanas de bloqueo anticiclónico, los centros de acción han movido ficha. Las borrascas, finalmente, se han decidido a visitarnos.

La NAO o la culpable de este cambio de tendencia

La NAO (North Atlantic Oscillation) u Oscilación del Atlántico Norte es un fenómeno similar al de El Niño pero de menor escala y que afecta exclusivamente al norte del océano Atlántico. Este patrón atmosférico influye directamente en la meteorología de Europa.

A grandes rasgos, la NAO es la diferencia de presión entre Lisboa y Reykjavik. Cuando esta diferencia es positiva (+), en España tenemos tiempo seco en general; cuando es negativa (-), suelen producirse precipitaciones. Esta anomalía negativa beneficia principalmente a zonas interiores y al sudoeste peninsular.

Tal configuración propicia que la península Ibérica sea la puerta de entrada de numerosas borrascas. Mientras el anticiclón esté anclado al sur de las islas Azores, nuestro país se verá afectado por una sucesión de frentes que nos aportarán precipitaciones durante los próximos días.

La circulación zonal, una aliada para el oeste peninsular

El tren de borrascas que estamos viviendo en las últimas jornadas y que no tiene visos de frenarse a corto y medio plazo, se debe a la circulación zonal de oeste a este de las bajas presiones sobre nuestras latitudes. No obstante, las precipitaciones no afectan con la misma intensidad ni de la misma manera a toda la península.

La variabilidad típica de la primavera nos acompañará a lo largo de los próximos días. Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la primera quincena de abril será bastante lluviosa en la fachada atlántica peninsular con temperaturas claramente más bajas de lo normal excepto en las costas del Mediterráneo. Por su parte, las islas Canarias tendrán anomalías de precipitación y temperatura acordes a la época del año.

Cumulonimbo
Espectacular vista de un cumulonimbo al atardecer. ¡Están prodigándose estos días!

El cumulonimbo, el coloso de las nubes

Si hay una nube que llama especialmente la atención es el cumulonimbo (Cb). Esta nube baja de desarrollo con gran dimensión vertical y una pequeña extensión horizontal está compuesta por gotas de agua en su parte baja y de cristales de hielo en su parte alta con una altura que ronda los 10-12 kilómetros (km).

Es la nube de tormenta por excelencia y se asocia a situaciones de acusada inestabilidad y desencadena grandes cantidades de precipitación en corto espacio de tiempo pero en superficies relativamente pequeñas. Los Cb son las únicas nubes capaces de generar abundante aparato eléctrico cómo rayos y truenos, granizo e incluso tornados.