StoreWindows10

La canícula se despide con tormentas intensas en el este de España

Dejamos atrás una canícula singular, donde los protagonistas han sido los aguaceros tormentosos y la ola de calor de principios de agosto. Durante lo que queda de semana, podríamos tener tormentas que de nuevo serán localmente intensas.

Samuel Biener Samuel Biener 15 Ago 2018 - 07:07 UTC
granizo
El granizo volverá a aparecer en lo que queda de semana en algunas regiones del este de España.

La canícula de 2018 llega a su fin, y lo hace con nuevos chubascos y tormentas. Parece que la inestabilidad quiere ser la protagonista en este verano que está siendo tan singular en nuestro país. Recordemos que la canícula es el período que por estadística es el más cálido en buena parte de España, y que transcurre desde el 15 de julio hasta el 15 de agosto-.

Lejos queda ya la ola de calor que hace casi 2 semanas nos dejaba temperaturas muy elevadas en el suroeste de la Península Ibérica, superándose incluso los 46ºC en algunos puntos de Huelva y Badajoz. Afortunadamente, sólo fueron unos días, y hemos vuelto a la tónica habitual de este verano: tormentas, principalmente en el interior y en zonas de montaña, y bochorno a orillas del Mediterráneo.

Se avecinan tormentas intensas

Atención a la situación en lo que queda de semana. Nos seguirán cruzando vaguadas (aire frío en altura e inestabilidad), lo que junto al calor acumulado tanto en la superficie peninsular como en el Mediterráneo, y la convergencia de vientos, harán posible que de nuevo tengamos tormentas puntualmente intensas que al igual que en anteriores días pueden dejar nuevos fenómenos severos (granizadas o fuertes rachas de viento, por ejemplo).

ECMWF
Acumulados de precipitación para lo que queda de semana en la Península y Baleares.

¿Dónde esperamos la situación más complicada? De acuerdo con el modelo Europeo, los acumulados más importantes en lo que queda de semana se esperan en el interior del sureste peninsular, Comunidad Valenciana, Maestrazgo y Cataluña. En el resto del este y el norte, en principio los aguaceros no serán tan intensos como en las zonas que acabamos de comentar, e incluso en muchas localidades se quedarán con las ganas de ver llover.

Menos inestabilidad y sin grandes calores para despedir el verano climatológico

De cara a la semana que viene, la inestabilidad irá a menos, aunque según el modelo Europeo todavía nos afectará algo de aire frío en altura procedente del noreste, con predominio del viento de levante, por lo que en principio seguiremos teniendo algunas tormentas en la mitad oriental y en Baleares, eso sí, si se cumplen los mapas ya no serán tan intensas.

Por ahora, todo parece indicar que el verano climatológico, que finaliza el 31 de agosto, se despedirá con cierta inestabilidad y sin grandes calores. Después de un verano tan atípico, ¿qué nos deparará septiembre, el primer mes del otoño climatológico? El refranero es muy sabio, y ya veremos si el próximo septiembre secará las fuentes o se llevará los puentes.

Publicidad