tiempo.com

Primero, tormentas violentas con granizo y "reventones". Después 40 ºC

Las tormentas serán noticia en este inicio de semana en España, ya que algunas serán muy intensas y afectarán a bastantes zonas. Sin embargo, a partir del miércoles el calor intenso será el protagonista del panorama meteorológico.

En la primera mitad de la semana las tormentas podrían ser muy intensas en algunas zonas de la Península.

En los últimos días las tormentas han descargado con fuerza en el norte y en algunas zonas del interior este, con aguaceros intensos, pedrisco y fuertes rachas de viento. Además, en el este y Baleares la calima ha dejado un ambiente turbio. En este inicio de la semana seguiremos sin grandes cambios en el panorama meteorológico, pero en la segunda mitad el calor intenso y generalizado será el que tome el relevo a las tormentas.

La semana comienza con una onda en el oeste peninsular

La presencia de una pequeña onda en altura, que estará situada sobre la vertical del oeste peninsular, ayudará a que las tormentas vuelvan a crecer con fuerza en la jornada de hoy. Según nuestro modelo, durante la tarde la actividad eléctrica será destacable en el interior de la mitad este, y sobre todo en la Región de Murcia, Albacete, Comunidad Valenciana, Teruel y en Andalucía oriental.

Alguna puede dejar a su paso aguaceros intensos, pero en general serán más bien con poca precipitación, que además caerá con barro. Probablemente de forma local caerá pedrisco y se registrarán rachas de viento de más de 80-90 km/h, los temidos reventones. También se esperan aguaceros en el interior del noroeste.

Las temperaturas más altas rondarán los 35-37 ºC en el centro, sur y en el interior este, y bajarán en el Alto Ebro, Cantábrico oriental y en el Pirineo. La calima seguirá en el este, Baleares y Melilla. No se descarta que se formen algunas nubes bajas o nieblas en las costas del sureste.

Hasta el miércoles las tormentas podrían ser violentas en bastantes zonas de España

Mañana la onda en altura se desgajará, y con el paso de las horas se adentrará en la Península. Será la jornada más inestable de la semana, de tal modo que las tormentas saltarán a partir del mediodía en muchas zonas del interior de la mitad oriental, aunque las más intensas se esperan en Aragón, Comunidad Valenciana, este de Castilla-La Mancha y en la Región de Murcia. También crecerán con fuerza en el Pirineo, interior sur de Galicia y en el noroeste de Castilla y León.

Las tormentas afectarán mañana a bastantes zonas, sobre todo en la mitad este.

Si se cumplen las previsiones, puntualmente podrían superarse los 30 o 50 l/m2 en poco tiempo, y de nuevo los reventones y la piedra podrían hacer acto de presencia. Las temperaturas bajarán en el este, pero subirán en en la mitad septentrional. En algunas zonas de la Meseta Norte rondarán o pasarán de los 37 ºC. La calima seguirá presente en el sureste, Baleares y Melilla.

Con el desplazamiento de la bolsa de aire frío por el norte peninsular, la inestabilidad tenderá a concentrarse hacia el noreste.

La madrugada del miércoles podría ser complicada en el noreste, de acuerdo con nuestro modelo de cabecera. La bolsa de aire frío cruzará el norte peninsular y la mayor inestabilidad se trasladará a Aragón, Cataluña, Navarra, Alto Ebro y Cantábrico oriental. Mucha precaución en estas zonas porque las tormentas podrían ser bastante violentas, y presentar un grado de organización mayor que en los días anteriores. Los aguaceros serán localmente muy fuertes, con rachas intensas de viento, mucha actividad eléctrica y granizo.

Se rearma la dorsal: volverán los 40 ºC

La situación tenderá a estabilizarse durante las últimas horas del miércoles, cuando además el descenso térmico será generalizado, excepto en el suroeste y Canarias, donde hará más calor. El ascenso de las temperaturas se extenderá al resto del país en la segunda mitad de la semana, ya que la dorsal anticiclónica se rearmará y el calor será de plena canícula, aunque como sabemos comienza el 15 de julio.

El jueves todavía quedará algún chubasco residual en Cataluña y en zonas de montaña, pero lo más destacado será la mencionada subida de las temperaturas. Ya en las vegas del Guadiana y en el valle del Guadalquivir alcanzarán los 40 ºC. La calima irá a menos en el litoral mediterráneo, pero se dejará sentir en el archipiélago canario, donde el calor también podría ser noticia en la recta final de la semana.

El viernes seguirán subiendo, con valores anormalmente altos para las fechas en la mitad occidental y Canarias. En Badajoz, Córdoba o Sevilla superarán los 40 ºC, mientras que en zonas de medianías de Canarias podrían pasar de los 35º. Durante la tarde podrían crecer algunas tormentas en el interior este.

La incertidumbre crece para el fin de semana. El sábado será un día muy cálido, sobre todo en el suroeste, y con calor anómalo en el archipiélago canario. Pero el domingo podría llegar una DANA desde el norte que provocaría un descenso térmico y que las tormentas de nuevo afecten a bastantes zonas. A partir de ahí, se abren varios escenarios a largo plazo.