Tiempo del fin de semana: ¿donde estás, invierno?

La primera semana del mes de diciembre se ha caracterizado por las temperaturas primaverales durante las horas centrales del día y el frío nocturno. Las lluvias del norte y los bancos de niebla constituyen la única excepción. ¿Durante el fin de semana esperamos novedades? Te lo contamos.

Samuel Biener Samuel Biener 07 Dic 2018 - 12:15 UTC
Nos esperan días en los que los paseos marítimos volverán a llenarse, gracias al ambiente estable y por la suaves temperaturas que tendemos en buena parte del país.

¿Dónde está el invierno?¿Cuándo llegará el frío? Estas son algunas de las preguntas más repetidas que se hacen numerosas personas tanto en la calle como en las redes sociales. El invierno climatológico comenzó el pasado 1 de diciembre y, sin embargo, en algunas zonas de España podemos ver a gente andando en manga corta por la calle al mediodía, o incluso algún valiente dándose un chapuzón en el mar.

Y es que por ahora lo más parecido que tenemos al invierno son las temperaturas nocturnas, especialmente en los valles, como consecuencia de la inversión térmica, al quedar el viento en calma. El aire frío, más denso, queda retenido en las zonas más próximas al suelo, sobre todo en aquellas zonas más deprimidas.

En contraste, durante las horas centrales del día, en algunas regiones de España superamos los 20ºC, e incluso los 25ºC; por ejemplo en la Comunidad Valenciana. El sol es el protagonista, con la excepción de los bancos de niebla, que en algunos casos son persistentes y provocan que las temperaturas apenas puedan subir durante el día. En el norte tenemos algunas lloviznas.

De acuerdo con el modelo Europeo, durante los próximos días, las lluvias quedarán restringidas al extremo septentrional del país

Fin de semana estable...con algunos pequeños matices

A lo largo del próximo fin de semana no tendremos novedades en lo que respecta a la situación meteorológica. Aunque a los amantes de la nieve no nos guste, tenemos que aceptar que estos episodios de calmas de invierno son relativamente habituales por estas fechas, y que la estabilidad puede prolongarse durante semanas.

Durante las siguientes jornadas, algunos frentes rozarán el norte peninsular y podríamos tener algunas lluvias que, en general, serán débiles, básicamente en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y cara norte de los Pirineos. En el resto, bancos de niebla localmente persistentes y nubes medias y altas. Las temperaturas bajarán el sábado, pero volverán a ascender el domingo, cuando tendremos un ambiente muy suave durante el día.

La dorsal anticiclónica se resiste a abandonarnos, y además está bien sustentada en superficie por el anticiclón, por lo que en general a corto y medio plazo predominarán los cielos despejados y los vientos débiles, excepto las excepciones que acabamos de comentar. Además, el viento del oeste o noroeste irá ganando intensidad en el Cantábrico.

¿Cambios a largo plazo?

De cara a principios de la próxima semana, las altas presiones ascenderán de latitud aprovechando una breve pausa en el tren de borrascas atlánticas, configurándose una situación de bloqueo anticiclónico en Escandinavia. Sin embargo, de acuerdo con el modelo Europeo parece que poco va a durar, debido a que se verá empujada por las profundas borrascas atlánticas que de nuevo volverán a surcar el Atlántico.

Por ahora, no tiene buena pinta el mes de diciembre para los que esperan el frío y la nieve. Aunque tendremos que estar pendientes de un posible calentamiento súbito en la estratosfera durante la segunda quincena, que puede traducirse en cambios en el panorama sinóptico en enero. Aunque más vale no dar aún por perdido diciembre, ya que en 2018 hemos ido de sorpresa en sorpresa.

Publicidad