StoreWindows10

El aire polar llega a España... pero las nevadas serán escasas

La masa de aire polar continental que ha barrido Europa llegará durante las próximas horas a nuestro país, provocando un importante descenso de las temperaturas. ¿Qué consecuencias tendrá? ¿Hasta cuándo durará?

Samuel Biener Samuel Biener 09 Ene 2019 - 08:05 UTC
Durante las próximas horas volverá la nieve a los Pirineos, especialmente en la cara norte.

Llega el primer cambio de situación meteorológica del año, tras un mes de diciembre en el que las altas presiones y las calmas fueron protagonistas dejando, constantemente, un mismo guión: temperaturas agradables de día, frío de noche, nieblas en los valles y heladas.

Enero ha arrancado sin cambios en España, hasta hoy. El temporal de frío y nieve que ha afectado durante los últimos días a buena parte del continente europeo, donde por desgracia hemos de lamentar el fallecimiento de algunas personas por las bajas temperaturas y los aludes, alcanzará nuestro país.

Desgraciadamente, no tenemos buenas noticias para los amantes de la nieve, ya que se trata de una masa de aire muy fría, sí, pero procedente del noreste y de recorrido continental, por lo que llegará seca a la Península Ibérica. Con el anticiclón situado al sur de las Islas Británicas y una borrasca sobre el Adriático, la advección llega desde el norte y nordeste, con muy poca humedad.

El jueves y el viernes, los días más fríos

Este episodio de temperaturas bajas se prolongará desde el miércoles por la tarde (cuando la masa de aire fría empezará a afectar al extremo norte) hasta el sábado. El jueves y el viernes serán los días más fríos, en los que la isoterma de -8ºC a unos 1500 metros podría alcanzar a los Pirineos y el Ibérico, mientras que la isoterma de -4/-5ºC afectará al noreste peninsular. No se espera que la isoterma de 0ºC alcance el extremo suroccidental.

En cuanto a las precipitaciones, en general serán de carácter débil o a lo sumo localmente moderadas, y concentradas casi exclusivamente en Baleares, cara norte de los Pirineos y en el Cantábrico (especialmente en Cantabria y en el País Vasco). En el litoral mediterráneo, Sistema Ibérico y Sistema Central serán más débiles y dispersas.

Frío de noche... y también por el día

Durante el jueves y el viernes, la cota de nieve podría desplomarse hasta los 300 metros en Baleares, Pirineos y Cantábrico Oriental. En cuanto a las temperaturas, las mínimas podrían quedarse por debajo de los -10ºC en algunos puntos de la Meseta y en zonas altas, e incluso las heladas podrían llegar a orillas del Mediterráneo.

Sin embargo, la principal diferencia la encontraremos durante las horas centrales del día, cuando no superaremos los 5ºC en el interior de la mitad norte y no pasaremos de los 12-13 en el litoral oriental peninsular y Baleares. Con las calmas e inversiones térmicas de los días anteriores, se han alcanzado mínimas inferiores a los -10ºC, pero por el día subían las temperaturas, cosa que no ocurre con advecciones de aire polar o ártico.

Conforme vaya pasando el fin de semana, la masa de aire frío se irá retirando hacia el este y las temperaturas se empezarán a recuperar poco a poco. A largo plazo, la tendencia es que el anticiclón se vaya debilitando y retirando al oeste, mientras que los anticiclones polares se refuerzan, por lo que podríamos tener de nuevo un cambio importante a nivel sinóptico.

Publicidad