Diciembre comenzará con una DANA: ¿dónde puede llover?

Tras unos días relativamente tranquilos, el mes de diciembre empezará con cambios importantes. Una gota fría o DANA se descolgará sobre la vertical de la Península Ibérica. ¿Qué es lo que puede pasar? Te lo contamos aquí.

Samuel Biener Samuel Biener 29 Nov 2019 - 09:15 UTC
En los próximos días tocará sacar otra vez el paraguas en muchas zonas de España. Vuelven el frío, las lluvias, el viento...y la nieve.

El invierno climatológico, que comienza el 1 de diciembre, arrancará con un ambiente frío e inestable en gran parte de España. Durante el fin de semana nos afectará un nuevo descuelgue de aire frío, con temperaturas de hasta -26/-27ºC a unos 5500 m, dejando a su paso una importante bajada de las temperaturas, por lo que la nieve volverá a caer en zonas de montaña e incluso en cotas muy bajas en el norte a principios de la próxima semana.

A partir del domingo, este embolsamiento de aire frío muy probablemente se desgajará de la circulación del oeste y se aislará sobre la vertical peninsular. Sin embargo, la incertidumbre sobre la trayectoria de esta gota fría o DANA es todavía muy grande, y los principales modelos meteorológicos globales que se usan en Europa (GFS, HRES-IFS (ECMWF) y UKMO) señalan escenarios distintos.

Por ahora, el modelo Europeo prevé lluvias moderadas en el este y en el norte, con el grueso de la precipitación en el mar y en la mitad septentrional de Argelia. Las lluvias podrían ser de cierta intensidad en Baleares, noreste de Cataluña y en el norte de Alicante/sur de Valencia. AEMET ha emitido una nota en la que se señala que pueden producirse lluvias localmente fuertes en el Mediterráneo, aunque con una elevada incertidumbre en la previsión.

El modelo americano y el UKMO prevén un episodio de precipitaciones abundantes y localmente fuertes en algunos puntos del litoral mediterráneo durante la primera mitad de la semana que viene, aunque el GFS se está mostrando más irregular en la previsión. Eso sí, por ahora nada parecido a lo de septiembre u octubre en diversas zonas del sureste peninsular y en Cataluña, que fueron episodios extraodinarios.

Mucha incertidumbre en la previsión por la propia DANA y las bajas en superficie

Otro de los elementos responsables de esta incertidumbre, además de la trayectoria de la gota fría, es la formación de pequeñas bajas en superficie en el Mediterráneo, reflejo de la inestabilidad que habrá en altura. Dependiendo de la ubicación de estos desarrollos ciclogenéticos, el grueso de la precipitación se puede dar en unas zonas u en otras.

En definitiva, durante el fin de semana tendremos una inestabilización progresiva de norte a sur, con su correspondientes precipitaciones y descenso de las temperaturas. Los acumulados podrían ser localmente fuertes en puntos del noroeste, A partir del domingo, una elevada incertidumbre. Las lluvias (e incluso la nieve) también podrían llegar al archipiélago canario a lo largo de la semana que viene, e incluso podría complicarse bastante la situación.

Gota fría o DANA no es sinónimo de lluvias torrenciales

Hay que recordar que es un error asociar los términos de gota fría y DANA a lluvias torrenciales, ya que en la mayoría de los casos no se producen. Para la génesis de un episodio de precipitaciones de alta intensidad horaria es necesario que se den una serie de factores a la vez, además de la propia DANA. Además, también puede llover con mucha fuerza con otro tipo de situaciones, como las vaguadas o los eventos de lluvias cálidas. Es importante volver a repetir que la situación no será parecida a la de septiembre en el sureste.

Publicidad