tiempo.com

Una DANA partirá en dos la ola de calor y España sufrirá la segunda parte

Tras unos días de récords, una DANA traerá algunos cambios desde el Atlántico. ¿Será el final de este episodio o una pequeña pausa? ¿Podríamos estar ante una de las olas de calor más persistentes desde que hay registros en España? Aquí te lo contamos.

Persiste la ola de calor
A pesar del pequeño alivio térmico de las próximas horas, parece que en la segunda mitad de la semana las temperaturas podrían ser de nuevo muy altas.

La ola de calor que nos acompaña desde hace algo más de una semana nos está dejando datos e imágenes para el recuerdo: se han pulverizado bastantes récords en el interior y en la mitad norte peninsular, mientras que una oleada de devastadores incendios forestales ha calcinado miles de hectáreas en las últimas jornadas.

Además, hasta el pasado viernes el sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas (MoMo) estimaba unas 360 muertes relacionadas con la ola de calor en nuestro país. Sin duda, un episodio de calor extremo que quedará en el recuerdo.

La DANA traerá un alivio térmico fugaz al oeste

Sin embargo, en este inicio de la semana se presentan algunos cambios. La DANA situada en el Atlántico que estos días apuntalaba la dorsal anticiclónica, arrastrando a su vez aire muy cálido hacia la Península, se nos va a a acercar en las próximas horas.

Debido a la entrada de aire más fresco de procedencia atlántica, hoy las temperaturas bajarán por la mitad oeste peninsular, siendo el descenso notable en puntos de Extremadura, Castilla y León, Galicia y Asturias. También descenderán ligeramente por el noreste, aunque seguirán muy altas. En cambio, en el Cantábrico oriental podrían subir aún más por el viento del sur, aunque bajarán bruscamente por la tarde el rolar el viento a noroeste.

Aunque bajarán por el oeste, hoy las temperaturas todavía alcanzarán valores muy destacables en el valle del Ebro y en puntos del Cantábrico oriental.

Con esto, en el Cantábrico oriental y en el valle del Ebro se podrán alcanzar los 42 ºC, mientras que en el valle del Tajo, Medio y Alto Guadalquivir, la Siberia extremeña y en puntos de la Meseta Norte tocarán los 40º. En casi todo el interior peninsular y en Baleares pasarán de los 35º, pero ya será algo más soportable, sobre todo en el extremo occidental. Podrían producirse algunos aguaceros dispersos e irregulares en Galicia, Cordillera Cantábrica y Pirineos.

Mañana el descenso llegará a más zonas

Mañana la DANA seguirá su avance, situándose entre Galicia y la Bretaña, desplazando el aire muy cálido hacia Reino Unido y Europa. El descenso térmico se extenderá al resto de la vertiente cantábrica, norte e interior peninsular, mientras que por el sur y en la vertiente mediterránea no cambiarán mucho o puntualmente subirán. En el valle del Ebro todavía se alcanzarán los 40 ºC, mientras que en el interior de la mitad este rondarán los 38º.

La noche será más soportable en el oeste y por el norte, mientras que en la vertiente mediterránea las mínimas se mantendrán altas. Tampoco se descartan algunos chubascos en Galicia y en áreas montañosas de la mitad norte, y de forma más dispersa afectará al interior del sureste.

La dorsal se rearmará en la segunda mitad de la semana

El miércoles será un día de transición, ya que la dorsal tenderá a rearmarse de nuevo sobre la Península. Así empezarán a repuntar las temperaturas, volviéndose a superar los 40 ºC en el valle del Guadalquivir y en las vegas del Guadiana, mientras que en Mallorca, interior del noreste y en la Meseta Sur oscilarán entre los 36-39 ºC.

En esta jornada tendremos algunas novedades: lloverá en la vertiente cantábrica, mientras que en Canarias, que en los últimos días se había quedado al margen de las temperaturas, las temperaturas tenderán a subir y llegará polvo en suspensión.

Ola de calor
Entre el jueves y el viernes (en la imagen) las temperaturas volverán a superar los 40 ºC en numerosas depresiones del interior peninsular.

El jueves veremos algunas medias y altas, aunque todo parece indicar que los 40 ºC se extenderán a más zonas: volverán a Navarra, depresión del Ebro y a la Meseta Sur, mientras que los rozarán en la Meseta Norte. Seguirán ascendiendo las temperaturas en Canarias, y la calima alcanzará al sur peninsular. Será una jornada de calor intenso casi general en el país.

Si se cumplen las predicciones de nuestro modelo, en la recta final de la semana hablaríamos de nuevo de temperaturas anormalmente altas para las fechas y de calor muy intenso en casi todo el país, con valores de 42-43 ºC en el valle del Guadalquivir y en las vegas del Guadiana. Por ahora, las perspectivas no son buenas, ya que esta situación podría alargarse hasta el comienzo de la próxima semana.

Podría colarse en el pódium de las olas de calor más largas

Aunque vayamos a tener un par de días de alivio transitorio en el interior y en la mitad occidental peninsular, durante la segunda mitad de la semana persistirá la situación de ola de calor, aunque ya no vayamos a contar con el motor que ha arrastrado aire muy cálido en los últimos días: la DANA.

Si se cumplen las previsiones, la actual ola de calor podría ser una de las tres más duraderas desde que existen registros en España.

En los próximos días estaremos bajo la influencia de la dorsal anticiclónica, situación que favorece la subsidencia del aire, que se calienta de forma muy notable durante el proceso, a lo que hay que sumar la estabilidad y la elevada insolación de estas fechas. Esencialmente, la Península genera su propio calor en estas condiciones de estabilidad. Eso sí, a finales de semana podría producirse algún descuelgue en el Atlántico, algo que derivaría de nuevo un arrastre de aire muy cálido hacia la Península Ibérica y los archipiélagos.

¿Se mantiene la ola de calor o serán dos distintas?

Parece más correcto pensar que es el mismo episodio, en el que habrá un pequeño parón de un par de días en algunas zonas. Además, si se mantienen las previsiones, la ola de calor actual podría ser de las tres más largas desde que se tienen registros en España.