StoreWindows10

Adiós borrascas atlánticas y... ¿hola aire sahariano?

Este fin de semana la situación seguirá estando muy complicada en Galicia. Sin embargo, de cara a la semana que viene podríamos tener una situación de descuelgues de aire frío frente a las costas del oeste peninsular, y llegarían masas de aire cálidas procedentes de África.

Samuel Biener Samuel Biener 08 Nov 2018 - 12:51 UTC
En próximos días tendremos un ambiente variable en España. En algunas zonas dejará de llover, en otras la inestabilidad irá a más.

Durante las próximas horas tendremos que seguir muy pendientes de la situación en las regiones del noroeste peninsular, especialmente en Galicia, donde las precipitaciones están siendo abundantes durante las últimas horas, con rachas de viento que localmente son muy intensas. Y lloverá sobre mojado, por lo que los ríos de la zona, que ya bajan con fuerza, seguirán aumentando su caudal.

Y es que en este comienzo de noviembre se ha abierto el corredor de poniente. Se han ido sucediendo las borrascas (algunas muy profundas) y los frentes procedentes del Atlántico, que han llegado muy activos al oeste y noroeste gracias al gran aporte de humedad procedente de las masas de aire que han avanzado sobre el océano (ríos atmosféricos).

Hay que recordar que las comunidades del noroeste quedaron al margen de las situaciones de lluvias asociadas a las DANAs del pasado mes, por lo que en general estas precipitaciones son una noticia positiva en la zona. Hasta el lunes, en la mitad occidental de Galicia podrían superar los 100-150 l/m2, y conforme nos vayamos alejando de la zona las precipitaciones serán menos importantes.

¿De borrascas atlánticas a gotas frías?

A partir del domingo, de acuerdo con el modelo Europeo, tendremos cambios importantes a nivel sinóptico. La dorsal se reforzará sobre el Mediterráneo central y el anticiclón de las Azores ascenderá ligeramente al noreste, buscando las altas presiones de Centroeuropa. La fusión de las dorsales anticiclónicas podrían provocar el estrangulamiento de una vaguada sobre la vertical del oeste peninsular.

Con un enorme puente anticiclónico abarcando desde Mongolia hasta el Atlántico Norte, durante el lunes esta vaguada desgajada y aislada (gota fría) rondaría frente a las costas del oeste, para acabar situándose por Marruecos. Con vientos de levante y la gota fría en ese sector, las lluvias podrían llegar a la mitad oriental y al sur peninsular de cara a mediados de la próxima semana.

Precisamente, por esas fechas una potente vaguada se descolgaría de nuevo frente a las costas del oeste, rompiendo el puente anticiclónico. La gota fría del norte de África podría ejercer de atractora, provocando que esta nueva vaguada también se desgajara, aunque en esta ocasión más al oeste. Por este motivo, tendremos que estar pendientes de la situación en Canarias.

Y después... ¿irrupción de aire sahariano sobre la Península Ibérica?

Si estas gotas frías quedan algo más al oeste de lo que está ahora previsto, lo más destacable en la Península Ibérica sería el ascenso de una masa de aire de procedencia africana en el sector delantero de estos embolsamientos de aire frío en altura, que además arrastrarían polvo en suspensión hacia el Mediterráneo, pero aún queda demasiado para poder afirmar esto.

De momento, este fin de semana tendremos que vigilar la situación en Galicia, y durante la próxima semana, estaremos pendientes de la evolución de estos descuelgues de aire frío en altura y su trayectoria, ya que las lluvias podrían llegar al sur, litoral mediterráneo y Canarias, y de forma más dispersa, a otras zonas de España.

Publicidad