StoreWindows10

Por San Martín, fuego a la castaña y mano al barril

Se acerca el ecuador de noviembre y con ello la época más importante de las castañas, más populares en algunas de las provincias del norte de España. Rincones donde el olor de este fruto te invita a comprar las famosas castañas asadas.

Natacha Payà Natacha Payà 07 Nov 2018 - 08:51 UTC
Castañas
La época de las castañas asadas ha llegado. Noviembre es el mes más famoso para este fruto.

Estamos en la primera quincena de noviembre y las calles de pueblos y ciudades comienzan a oler a castañas asadas. Como es normal en esta época, se acerca la temporada y venta de este fruto. Noviembre y diciembre son los meses por excelencia para su recogida, un hecho que nos recuerda al paso del otoño, a la aproximación del invierno y la llegada de la Navidad.

¿Dónde es más típico encontrarlas en España?

Nuestra castaña, la europea –cultivada en zonas con climas templados- se denomina Castanea sativa, así es su nombre en latín y la solemos comer a finales del mes de octubre, aunque con más popularidad en el mes de noviembre. En algunas zonas del norte de España coincide con la festividad del Magosto que se comprende desde el primer día de noviembre –Día de todos los Santos- hasta el 11 –Día de San Martín-, donde reuniones en familia y amigos alrededor de una hoguera son la esencia para disfrutar de este fruto.

Dentro de Europa este árbol lo podemos encontrar desde el sur de Gran Bretaña hasta los países más meridionales. Tiene su origen dentro de nuestro continente con la expansión del Imperio Romano. En España es muy común encontrarlo sobre todo en la parte norte de la Península, desde Galicia a Cataluña, aunque si las condiciones climáticas de la zona son beneficiosas, también lo podemos encontrar esparcidos en puntos de Andalucía e incluso en cotas altas de las Islas Canarias.

El castaño es un árbol que necesita ambientes fríos y húmedos para su óptimo crecimiento, por lo que el norte de España es un lugar perfecto para su desarrollo vegetativo. Lo podemos encontrar en territorios próximos al nivel del mar, aunque su localización se expande sobretodo en zonas donde la altitud está por encima de los 600-700 metros. Desde la Serra do Courel en Galicia, hasta el Montseny en Barcelona, pasando por el Bierzo en León y acabando en la Serranía de Ronda en Málaga.

Las castañas acabadas de caer, un juego de colores propio del otoño.

Condiciones climáticas que favorecen su cultivo

Hay muchos dichos que hablan de la castaña y nos dan una idea tanto de las condiciones climáticas que necesita para su cultivo como de la época del año en la que debemos comerla. Por ejemplo, ya lo dice este refrán: 'Las castañas quieren en agosto arder y en septiembre beber'. El cultivo del castaño se puede realizar durante todo el año, se adapta bien al clima aunque favorablemente se adapta mejor con condiciones húmedas, es por ello por lo que la precipitación juega un gran papel dentro de este tipo de árboles.

Necesitan un mínimo de 800-900mm anuales para que su desarrollo sea favorable y el fruto cumpla nuestras expectativas como consumidores. Las bases del castaño necesitan condiciones húmedas, eso sí, sin llegar a encharcar. Aunque parecía que la cosecha de la castaña de este año no iba a ser la mejor de todas, por las condiciones meteorológicas que no han estado totalmente a su favor, no se ha impedido la recolecta del fruto. Eventos muy calurosos y aporte hídrico tardío -en algunas zonas de manera torrencial- han retrasado en varios puntos de la Península la cosecha de la castaña, así que si las comes ¡disfrútalas!

Publicidad