StoreWindows10

Los secretos de las nubes bajas

Con su base entre el nivel del suelo y los 2.000 metros de altura, produciendo mala visibilidad y algunas precipitaciones, ¿qué nos pueden adelantar del tiempo estas nubes? Te lo contamos, no pierdas detalle.

Fernando Llorente Fernando Llorente 22 Jun 2018 - 11:29 UTC
Estratos
Nube baja del género estrato en un valle en los montes Cárpatos, Rumania. Autor: Fernando Llorente Martínez.

Hemos visto en los anteriores artículos que las nubes que se encontraban a la mayor altitud son las altas y las siguientes son las medias. En éste y en el siguiente veremos a las que se hallan en el piso inferior, las nubes bajas, de los géneros estratos, estratocúmulos, cúmulos y cumulonimbos.

Hoy vamos a desarrollar las dos primeras, las que su nombre se forma con la palabra estrato, que aunque tiene muchos significados, podemos traducir por “cubierto o alargado”. Analicemos cada una de ellas y veamos en qué nos pueden ayudar para saber la evolución del tiempo atmosférico.

Estratos

Su abreviatura meteorológica es ST. Su base se encuentra desde cerca del suelo hasta unos 800 metros. Es una capa de nubes de gran extensión horizontal, pero de muy poco desarrollo vertical, que pueden cubrir por completo el cielo, aunque a veces se presentan en forma de bancos desgarrados, los fractoestratos, normalmente debajo de otras nubes.

Su color característico es el gris, más o menos oscuro, siendo su base bastante uniforme y originándose siempre a altitudes muy bajas. Están constituidas por gotitas de agua, aunque a muy bajas temperaturas pueden tener en su seno pequeñas partículas de hielo.

Los estratos cuando son muy delgados pueden originar una corona alrededor del Sol o de la Luna o incluso, a muy bajas temperaturas y en circunstancias excepcionales, podrían formar un halo.

Estas nubes NO están relacionadas con precipitaciones importantes y a veces se les puede confundir con la niebla, por lo que reciben el nombre popular de "nieblas altas".

Estratocúmulos

Su abreviatura meteorológica es SC. Su base se encuentra, generalmente, a unos 1.500 metros de altitud, pero la podemos encontrar entre los 500 y los 2.000 metros. Es un banco de nubes de gran extensión horizontal y con poco desarrollo vertical; suelen ser grises, aunque a veces alternan con un color blanquecino, que tiene casi siempre partes oscuras.

Esta capa nubosa está formada por elementos individuales, con límites bien definidos, y con formas de losas, guijarros, rodillos, etc., de aspecto no fibroso (excepto cuando se produce el hidrometeoro de la virga), soldados o no. La mayor parte de los elementos pequeños dispuestos con regularidad tienen un diámetro aparente superior a cinco grados, que suelen estar separados los unos de los otros y, aunque pueden llegar a cubrir el cielo en su totalidad, entre las nubes que forman el banco puede verse el cielo azul u otras nubes de "pisos" superiores.

Estratocúmulo
Nube baja del género estratocúmulo. Autor: Fernando Llorente Martínez.

Los estratocúmulos vistos por encima tienen un aspecto semejante al que presentan vistos por debajo, porque también la superficie superior está ondulada. Este aspecto les ha dado el nombre de "mar de nubes" por su parecido con el verdadero mar y su oleaje.

En tiempo extremadamente frío los estratocúmulos producen abundantes virgas de cristales de hielo y que podrían ir acompañadas de un halo. Como sucedía con los estratos, este tipo de nubes, cuando no son muy espesas muestran, a veces, una corona o irisaciones.

Están constituidos por gotitas de agua acompañadas, a veces, de gotas de lluvia o de nieve granulada y, menos frecuentemente, de cristales de nieve y de copos de nieve. Raramente producen precipitaciones, que serán siempre de intensidad muy débil, bien en forma de lluvia, nieve o de nieve granulada.

Publicidad