¿Tanto influye la Luna llena?

Durante demasiado tiempo, la creencia popular decía que las distintas fases de la Luna daban lugar a cambios fisiológicos en el ser humano que provocaban ciertos problemas psicológicos y de estado de ánimo, pero ¿es cierto?

Carolina Morán Carolina Morán 29 May 2018 - 11:18 UTC
La Luna inspira tanto... que da lugar a leyendas urbanas demasiado exageradas, y estamos seguros que muchas de ellas tú también las creías ciertas.
La Luna inspira tanto... que da lugar a leyendas urbanas exageradas, y seguro que muchas de ellas tú también las creías ciertas.

Sí, hoy a las 16:20h es Luna llena, y es posible que escuches a lo largo del día ciertos comentarios (mitos más bien) que digan que hoy la gente está un poco más inestable o agresiva de lo normal e incluso la (loca) idea de que una mujer embarazada puede dar a luz. Demasiadas creencias populares que no están fundamentadas en nada y que únicamente retroalimentan leyendas urbanas.

Curiosidades que ocurren (o no) con la Luna llena

El “efecto lunar” es un concepto que muchos han acuñado para denominar la correlación “existente” entre la Luna llena y el comportamiento humano, y que otros tantos se han encargado de intentar desmontar. Si nos remontamos a la época de Aristóteles, este filósofo creía que el cerebro era susceptible ante la influencia que ejercía la Luna sobre el planeta debido a que, la misma fuerza que ejerce sobre el agua en la Tierra, se ejerce sobre este órgano de alta carga de humedad; lo que provocaría, por tanto, ciertas alteraciones en él. Puede que la base de su teoría fuese buena pero finalmente se demostró que no tenía ningún tipo de influencia.

Otro de los mitos que hacen referencia a esta correlación y (atención: spoiler) se ha demostrado que también es falso es que los ataques de pánico, los trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, el sonambulismo e, incluso, los pensamientos suicidas aumentan durante la fase de Luna llena. Pero es que, para más inri, se planteaban las locas teorías de que los perros muerden más, el pelo crece más fuerte, la caza es más productiva porque hay más luminosidad e, incluso, que las mujeres embarazadas tenían más probabilidades de ponerse de parto.

Aunque no todo son falsos mitos o bulos, lo que sí se ha demostrado es que la Luna influye en la Tierra generando mareas en los océanos, pues, la atracción que provoca en los fluidos próximos a ella hace que las mareas (durante las fases de Luna llena y Luna nueva) sean más altas; y, además, que estas mareas arrastren la basura de los océanos hasta las costas. Junto a ello, un estudio de la Universidad de Washington ha demostrado que estas fases provocan un aumento de la intensidad de precipitación, y una investigación publicada en la revista Nature Geoscience ha demostrado que durante ellas existe una tensión extra en las fallas geológicas que puede inducir al desarrollo de terremotos.

Las fases de la Luna se refieren al cambio aparente de la parte visible iluminada del satélite debido a su cambio de posición respecto a la Tierra y al Sol.
Las fases de la Luna son el cambio aparente de la parte visible iluminada, debido a su cambio de posición respecto a la Tierra y al Sol.

La cara oculta de la Luna

La Luna, el único satélite natural que orbita alrededor de la Tierra, es 400 veces más pequeña que el Sol pero está 400 veces más cerca de la Tierra, y durante cada noche (y cada día) nos acompaña mostrándonos un poco más (o menos) de ella. Lunación o ciclo lunar completo es el período que cumple el satélite cada 29,5 días, y viene determinado por los cambios de posición de la Luna con respecto al Sol.

En estos momentos, por tanto, la Tierra se encuentra entre el Sol y la Luna, y es por ello que la parte de la Luna más cercana a nuestro planeta sea la mitad de ella más iluminada. ¿Sabías que siempre vemos el mismo lado? Desde nuestra posición nunca hemos podido verla por el otro lado debido a que (dicho de forma resumida) el efecto gravitacional de la Tierra sobre la Luna ralentizó la rotación de ésta sobre su propio eje. De ahí que en lo que tarda la Luna en realizar un giro completo alrededor de la Tierra, al mismo tiempo, gira sobre su propio eje, razón por la cual siempre vemos el mismo lado. Curiosamente, y al hilo con el tema, ¿sabías que, hace una semana, China lanzó un satélite para explorar la cara oculta de la Luna?

Publicidad