StoreWindows10

Viento y lluvias a la vista: por fin llega el buen tiempo

Tras un comienzo de diciembre muy frío en la Península y Baleares, todo indica que durante los próximos días tendremos un ambiente muy variable, con precipitaciones y fuertes rachas de viento que afectarán a gran parte del territorio.

Samuel Biener Samuel Biener 07 Dic 2017 - 16:57 UTC
Puerto de Pajares, hace unos días. Fotografía de @tacodata.

Durante los primeros días de diciembre, coincidiendo con el comienzo del invierno climatológico, el frío se ha erigido como protagonista de la situación meteorológica en nuestro país, tras un otoño muy monótono en gran parte de éste. Nevadas a cotas bajas, cencelladas o temperaturas por debajo de los -10ºC han sido algunos de los elementos más significativos. En ciertos sitios, las temperaturas nocturnas han estado hasta 10ºC por debajo de la media de estas fechas.

Y, según las previsiones, la próxima semana no será monótona y aburrida en buena parte del territorio, aunque debido a la complejidad del relieve ibérico, por desgracia, las lluvias no llegarán a ser generales y abundantes. En nuestro país es muy complicado que se dé una situación en la que las lluvias barran desde el oeste hasta el este y del norte al sur. Al menos, en algunas comunidades tendrán un alivio bastante importante, ya que no hay que olvidar que la situación de sequía sigue siendo preocupante en el interior y norte de la Península.

Durante los próximos días se irán sucediendo las masas de aire de origen tropical con otras de origen polar o ártico. La maquinaria de Terranova se ha puesto en marcha y no para de gestar borrascas muy profundas, que en general no circularán muy cerca de la Península, pero que se dejarán sentir en buena parte del país. Hacia la madrugada del lunes podría producirse un proceso de ciclogénesis explosiva en el Cantábrico.

Precipitaciones previstas
Precipitaciones previstas por el modelo Europeo para los próximos 10 días

El anticiclón de las Azores no puede ascender hacia Groenlandia debido al paso de estas profundas borrascas atlánticas, pero posibilita junto a estas bajas que en los próximos días vayamos a tener flujos de ponientes y noroestes que llegarán cargados de humedad a la vertiente atlántica, donde se podrían superar los 150/200 l/m2 en el Cantábrico, Pirineo Navarro y Oscense y en algunos puntos de Galicia, que en las montañas será en forma de nieve. Las precipitaciones llegarán a buena parte de la Península, excepto a algunas zonas del litoral mediterráneo, donde caerán 4 gotas o no llegarán por el efecto del relieve.

También tendremos días más fríos con flujo del norte, debido a que estas borrascas atlánticas desplazarán el Atlántico hacia nuestro país, favoreciendo la entrada de aire ártico, muy frío y responsable de grandes nevadas en la Cordillera Cantábrica y en la cara norte de los Pirineos. En definitiva, en buena parte de la Península vamos a tener una situación bastante inestable y llegarán las ansiadas lluvias, mientras que en otras zonas nos tocará seguir esperando...

Publicidad