StoreWindows10

Vídeos del día: tormentas severas a orillas del Mediterráneo

Carreteras inundadas, clases suspendidas y vuelos atrasados. Hoy las tormentas han dejado lluvias muy fuertes a orillas del mediterráneo entre imponentes rayos nube-tierra.

Juan José Villena Juan José Villena 15 Nov 2018 - 20:21 UTC

Las tormentas continúan sitiando la vertiente mediterránea peninsular y no llevan idea de disiparse al menos hasta mañana por la noche. Las precipitaciones intensas y persistentes en general no han abarcado grandes extensiones, han sido más bien de carácter local.

El primer aguacero de campanillas del episodio se registró ayer en el sur del Golfo de Valencia. Allí la localidad de Ador sumó cerca de 250 litros por metro cuadrado en apenas tres horas. Ante este panorama la AEMET decretó el aviso rojo –riesgo extremo- por posibles acumulados superiores a los 300 l/m2, que continuará activo hasta la inminente medianoche. A esta hora el municipio valenciano, ubicado a 7 kilómetros al suroeste de Gandía, lleva algo más de 325 l/m2 (red AVAMET).

Hoy los cumulonimbos no han sido solo cosa de Valencia, también de Cataluña. Las provincias de Barcelona y Tarragona llevan horas inmersas en chaparrones que han anegado carreteras, desbordado ramblas y atrasado aterrizajes en el aeropuerto del Prat por seguridad. Además han batido un récord en la serie histórica del municipio barcelonés de Castellbisbal, que hasta las cuatro de la tarde llevaba acumulados 151,6 l/m2. En 10 años de datos –una serie corta- nunca había sumado tantos litros en un solo día.

Las lluvias se quedan unos días más

Mañana continuarán las lluvias la mitad este peninsular y de nuevo serán fuertes en el sur de Cataluña y la Comunidad Valenciana. Estas zonas contarán con avisos amarillos de la AEMET ante posibles acumulados de 20 l/m2 en una hora y 60 l/m2 en doce. En el sur del Golfo de Valencia serán naranjas –riesgo alto- por totales de hasta 100 l/m2 en medio día. En la jornada del sábado las lluvias ofrecerán una pequeña tregua pero el domingo volverán a la carga, y además con fuerza en el Mediterráneo y también en el cuadrante suroeste peninsular.

Publicidad