tiempo.com

Medusas en el mar Mediterráneo, ¿con el paso de los años hay más?

Arranca un verano muy deseado después de un largo período de tiempo metidos en casa. El aumento de las medusas en las playas de nuestra geografía amenazan el baño en el Mediterráneo pero, ¿a qué se debe su presencia?

Medusas en la playa
La presencia de medusas en las playas va a ir en aumento año tras año. El cambio climático, la acción del hombre y la meteorología son factores claves.

Arranca el verano y como cada año llega acompañado de una estampa un tanto desagradable: la llegada de medusas -sobre todo- a las playas del Mediterráneo. Año tras año miles de ellas se acercan a nuestras costas empujadas por las corrientes y el viento. Las plagas de este invertebrado aparecen de forma cíclica, sin embargo varios factores externos a su propio ciclo parecen estar aumentando la cadencia.

Acción del hombre, cambio climático y meteorología

El hecho de que se manifiesten en nuestras playas se debe a la acción del hombre, al cambio climático y a la meteorología. Es verdad que las medusas han existido siempre, pero a medida que pasan los años se dejan ver más pronto por las costas, como pasó a principios de junio en la playa del Portet, en Moraira.

El ser humano es el culpable de acabar con sus depredadores que son los únicos que las quieren cerca. La caballa, el atún e incluso las tortugas encuentran en las medusas un auténtico manjar, en cambio, para nosotros el manjar son ellos. La práctica de la pesca industrial y deportiva están favoreciendo la pérdida de sus depredadores, y por ello la presencia de las medusas en la costa mediterránea es cada vez mayor.

Según Josep María Gili -investigador de ecología marina en el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC- el cambio climático también es uno de los culpables. El aumento de la temperatura tanto de la costa, como del mar abierto, propician la llegada de ellas. También la disminución de agua dulce procedente de los ríos que desembocan en el Mediterráneo. El descenso de agua dulce actúa como pasillo para que estos invertebrados se 'cuelen' en nuestras playas.

El verano 2020 sigue la tendencia

La idea de que tengamos que compartir el mar con las medusas nos alarma, aunque han comenzado a salir sistemas que las detectan y cuantifican antes de tiempo. Según los expertos, el hecho que estén flotando por las costas del Mediterráneo no durará más de tres días consecutivos. La estadística nos indica que las medusas nos van a visitar igual que otros años, aunque la tendencia es que cada año irán a más.

La escasez de lluvias y el aumento de las temperaturas juegan un papel muy importante, y todo apunta a que este verano se presentarán picos altos que fastidiarán más de un día de playa a los bañistas. La medusa Pelagia noctiluca, que es la más típica del Mediterráneo, es la que provoca el 90% de las picaduras.

Algunos usuarios de Twitter ya han comenzado a colgar fotos y vídeos de estos animales invadiendo las playas y evitando que entremos al mar a pegarnos un 'chapuzón'. De momento se han visto imágenes impactantes por la Comunidad Valenciana, pero ¿dónde está lo extraño? Las medusas suelen visitarnos entre junio, julio y agosto, el problema es que con el cambio climático su presencia es más recurrente.