Río de Janeiro en 'estado de crisis': tres muertos por las lluvias

Ayer por la noche la ciudad de Río de Janeiro registró lluvias torrenciales que, en cuestión de unas horas, convirtieron las calles en ríos. Las autoridades hablan de al menos tres muertos.

Ayer por la noche Río de Janeiro vivió una fortísima tormenta que dejó cerca de 200 litros por metro cuadrado en menos de cinco horas. El diluvio llenó las calles de agua y barro, donde los coches y las motos, más que circular, navegaban. Un motorista murió ahogado tras ser arrastrado por la avenida y dos personas más perecieron en el sur de la ciudad debido a un deslizamiento. Ante la lluvia torrencial, el Centro de Operaciones del Ayuntamiento de Río de Janeiro decretó el ‘estado de crisis’ a las 20:55 horas. En ese instante decenas de vehículos y árboles flotaban en la calzada, mientras sonaban las alarmas para alertar a la población.

“No salgan de casa salvo extrema necesidad y no usen los teléfonos”, recomendaba la alcaldía ante la impotencia de afrontar un aguacero que acumuló 220 l/m2 en el Jardín Botánico y en Copacabana. Desde el consistorio se ha insistido que las lluvias estaban previstas, pero en ningún caso tan fuertes. Río de Janeiro suele registrar en el mes de abril entre 85 y 175 l/m2, solo en la noche de ayer llovió el doble. Las lluvias otoñales continuarán a lo largo de hoy, pero ya más débiles.