Octubre de 2019 cálido, con nuevos récords

Continúan los grandes extremos: inundaciones en Cataluña, heladas en la meseta norte, calor en Canarias y las primeras nieves en nuestras montañas. Veamos con detalle su evolución.

Fernando Llorente Fernando Llorente 05 Nov 2019 - 09:05 UTC
La sequía continúa con nosotros y ya hemos entrado en el período más húmedo del año.
La sequía continúa con nosotros y ya hemos entrado en el período más húmedo del año.

Octubre no tardó en mostrar su carácter extremo, en los primeros diez días ya hubo mucho movimiento. Se batieron récords de máximas absolutas y relativas en varios observatorios, tanto de la Península como en Canarias, así como de mínimas más altas.

A mediados de mes un fuerte temporal atlántico dejó precipitaciones intensas en el oeste de Galicia, donde puntualmente se superaron los 300 l/m2. Pero aún lo peor estaba por llegar, otra DANA, entre el 21 y el 23, azotó las Baleares, Cataluña y la parte oriental de la cornisa cantábrica, con tormentas que descargaron granizo grande, dejaron graves inundaciones y daños personales.

Temperaturas calurosas

Las máximas se han mantenido superiores a lo normal en la mayoría de las regiones, sobre todo en el suroeste de la Península al principio del mes y en las islas Canarias al principio y al final del mes.

En estaciones de AEMET, el valor más alto mensual se alcanzó en Coín, Málaga, el día 6, con 36.5 ºC. Otros valores a destacar, son los 36.3 ºC medidos el día 1 en San Cristobal de La Laguna, en Tenerife. Este día se superó la máxima absoluta en el observatorio de Izaña con 24.6 ºC a 2.400 m de altitud, en la isla de Tenerife. También en la misma jornada se batieron valores máximos relativos al último período de referencia, 1981 al 2010, en los observatorios de los aeropuertos de Valencia, 35.3 ºC; de Málaga, 35.2 ºC y en el de Tenerife norte, 33.9 ºC.

Los valores nocturnos también fueron superiores a lo normal en la mayoría de las regiones. Muestra de ello son los récords de mínimas más altas relativos al último período de referencia, 1981 al 2010, batidos en Barcelona aeropuerto, con 21 ºC, en Murcia 21 ºC y en Lérida 18 ºC. Por el contrario, en estaciones de AEMET, el valor más bajo mensual se produjo en Ginzo de Limia, Orense, con -2,5 ºC.

Precipitaciones, una vez más, desastrosas

Aunque las precipitaciones han alcanzado a todo el país, han estado nuevamente mal repartidas. Mientras que en el oeste de Galicia, en áreas de Cataluña y en zonas de las islas Baleares las inundaciones fueron importantes y muy graves, en el extremo sudeste peninsular apenas llegaba el suelo a mojarse. Por lo que también podemos hablar de un mes desastroso desde el punto de vista del aporte hídrico.

La DANA entre los días 21 y 23 afectó, primero, a la vertiente mediterránea peninsular y las islas Baleares, y posteriormente a la parte central y oriental de la cornisa cantábrica. Este episodio aportó grandes precipitaciones, con valores puntuales en el entorno de los 300 l/m2 en zonas de las provincias de Barcelona y Gerona e incluso formación de tornados, como el sucedido en la isla de Ibiza.

La Sagrada Familia de Barcelona, España.
La Sagrada Familia de Barcelona, España.

En ciertos momentos del mes la situación meteorológica ha conducido a una serie de frentes bastante activos que han afectado, principalmente, al oeste de Galicia, donde se han recogido cantidades de agua muy importantes. Localmente se han superado los 400 l/m2 en puntos del sur de la provincia de La Coruña, caso de los observatorios de AEMET en Mazaricos y Vimianzo.

Por el contrario, en todo el extremo sudeste peninsular (provincias de Alicante, Murcia, Almería, este de Granada y sur de Albacete) y en las islas más orientales del archipiélago Canario, la precipitación recogida apenas ha superado los 10 l/m2. En todas estas áreas el porcentaje de la precipitación normal en octubre ha sido muy inferior a la media, sin llegar ni tan siquiera al 50% del valor normal.

Consideraciones finales

La evaporación, en su conjunto, ha sido algo superior a lo normal, con un porcentaje de humedad del suelo sobre la capacidad máxima que solo supera el 50% en parte del extremo septentrional peninsular y en puntos del sistema Central, de las provincias de Valencia y de Alicante. También en áreas muy locales de ambos archipiélagos. Mientras tanto, en zonas de Extremadura, del oeste de Castilla La-Mancha, Andalucía, áreas del valle del Ebro y resto del archipiélago Canario, se encuentra a tan solo un 10%.

El agua embalsada en nuestros pantanos está en el 40,31% de su capacidad máxima, con un pérdida mensual aproximada del 1%. Se mantiene un 13% por debajo de la media de los últimos 10 años en el agua embalsada en España y también un 12% por debajo de la misma semana del año pasado.

Ya hemos pasado el primer mes del otoño, momento del año que aporta mayor cantidad de precipitaciones en la mayoría del territorio español, y la sequía sigue con nosotros ¡cuidado!

Publicidad