tiempo.com

Noche canicular, un peligro mortal para hombres de 60 a 64 años

Un estudio canadiense descubrió recientemente que los hombres de 60 a 69 años tenían más probabilidades de morir de enfermedades cardiovasculares en las noches de verano más cálidas que el promedio.

noche canicular dolencias cardiacas
Un estudio canadiense ha establecido una relación entre el aumento de muertes por enfermedades del corazón en hombres de 60 a 64 años y el incremento de temperatura promedio de +1°C durante las noches de verano.

Estudios anteriores ya habían demostrado el vínculo entre períodos de mucho calor o incluso olas de calor y el aumento en el número de muertes y hospitalizaciones por problemas cardíacos. Pero en este nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de Toronto (Canadá), el equipo dirigido por John S. Floras descubrió que las noches de verano más cálidas de lo normal parecían conducir a un aumento de las muertes por enfermedades cardiovasculares en hombres mayores de 60... ¡pero no en las mujeres!

Los investigadores canadienses analizaron todos los posibles vínculos entre las temperaturas nocturnas del verano y el aumento de las muertes por enfermedades cardíacas en hombres y mujeres de 60 a 69 años. Para ello, analizaron datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales sobre las muertes de adultos -por enfermedades cardiovasculares- ocurridas durante los meses de junio y julio de cada año entre 2001 y 2015 en Inglaterra y Gales.

También evaluaron, con el mismo criterio, los datos oficiales americanos del condado de King, en el estado de Washington (en Estados Unidos), siendo esta región similar, frente al mar y en una latitud paralela a Inglaterra y Gales. Entre 2001 y 2015, se registraron 39.912 muertes por enfermedades del corazón en Inglaterra y Gales, ¡de las cuales el 68,9 % eran hombres! Contra 488 muertes de hombres en el condado de EE. UU., según los hallazgos de la investigación.

Riesgo de muerte un 4,8% superior

En los países británicos estudiados, después de controlar ciertas variables, un aumento de +1 °C en la temperatura habitual de la noche de verano se asoció con un aumento del 3,1 % en el riesgo de muerte por problemas cardíacos en hombres de 60 a 64 años, pero no en los mayores.

Mientras que en el condado de King, cuando hacía 1 °C más que el promedio durante las noches de verano, ¡el mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en personas de 65 años o menos fue del 4,8 %! Los datos de los 15 años examinados muestran que las tasas de enfermedades cardíacas están disminuyendo significativamente en estas regiones paralelas del mundo, especialmente durante los meses de verano.


Por el contrario, los investigadores encontraron que existe un riesgo residual considerable y persistente en Inglaterra y Gales. En estas regiones, las tasas de eventos en adultos de 65 a 69 años fueron un 50% más altas que en los de 60 a 64 años. Se trata de resultados preocupantes cuando sabemos que, en los últimos años, las regiones pobladas -como las estudiadas- han experimentado un aumento en la intensidad del calor nocturno en verano en lugar de diurno.


Al ser un estudio observacional, los científicos no pueden probar un vínculo causal. Sin embargo, los investigadores esperan que su estudio se utilice con fines de prevención de la salud. "Dada la creciente probabilidad de veranos extremos en el oeste de Estados Unidos y el Reino Unido, nuestros resultados exigen iniciativas preventivas de salud de la población y nuevas políticas urbanas destinadas a reducir el riesgo futuro de eventos cardiovasculares", concluyó el equipo.