Hoy es el Día Internacional de los Bosques. Toca reflexionar

En un momento crucial para nuestro planeta, el pulmón de todos nos pide ayuda a gritos y nos exige que actuemos. Descubre algo más sobre estos ecosistemas tan necesarios.

David Ruiz David Ruiz 21 Mar 2019 - 03:05 UTC
Bosque
Un bosque tropical puede albergar infinidad de especies vegetales y animales. / cronicasdefauna.blogspot.com.

Hoy se conmemora el Día Internacional de los Bosques. La importancia que tienen en nuestras vidas es tan grande, que no podemos permitirnos dejarlos caer. El bosque es el pulmón de la Tierra y un actor clave en un sistema climático que lo necesita cómo nunca.

¿Por qué los bosques son tan importantes?

Los bosques son fuente de riqueza ambiental, refugio de gran cantidad de especies de flora y fauna, o lo que es lo mismo, sinónimo de biodiversidad. Además, son grandes aliados en la lucha contra el cambio climático jugando un papel esencial en su aportación de oxígeno (O2) y en la captación de dióxido de carbono (CO2).

Tal y como aduce el Acuerdo de París (2015), estos ecosistemas ayudan a la mitigación y adaptación al calentamiento global puesto que reducen las emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) y el riesgo de desastres ecológicos. La Amazonía es nuestro gran pulmón verde con una extensión estimada en 700 millones de hectáreas (ha).

¿Es España un país boscoso?

Según datos de Educación Forestal, el 54,9% de la superficie es forestal arbolada con un total de 18,4 millones de ha. Es el tercer país de la Unión Europea (UE) con mayor extensión tras Finlandia y Suecia, con 22,2 millones de ha y 28 millones de ha respectivamente.

En estos momentos, la masa forestal no para de crecer en nuestro país. En especial, en el interior peninsular dónde la Serranía Celtibérica o la frontera con Portugal constituyen uno de los núcleos con mayor despoblación de Europa con menos de 8 habitantes por quilómetro cuadrado (km2).

Así mismo, el abandono rural y de los campos de conreo, junto a la despoblación, acentúan el fenómeno y, por el momento, sin visos de mejora. Con el paso del tiempo, el sector de la agricultura y la ganadería ha perdido peso en la economía española y, lo que antes eran cultivos y ganadería extensiva, ahora son bosques que crecen sin ningún tipo de control ni gestión forestal.

El sudeste asiático: el caso de Indonesia. Una catástrofe medioambiental

Mientras tanto, nuestras selvas tropicales están en grave peligro. Hábitats de un gran valor ecológico y con una biodiversidad única. Estos ecosistemas ven cómo se reduce su superficie de forma alarmante y el problema de la deforestación industrial queda patente con las imágenes desoladoras que deja tras de sí.

Deforestación
Los efectos de la deforestación en los bosques tropicales del sudeste asiático. / Rainforest Action Network.

La industria del aceite de palma y la maderera son las principales causas de que estos espacios estén gravemente amenazados. Si a esto le sumamos los devastadores incendios forestales provocados de los últimos años, para su posterior reconversión en plantaciones, supone un impacto ambiental irreparable.

Las islas de Java, Sumatra o Borneo se deforestan a pasos agigantados y especies cómo el orangután, la rana voladora o el rinoceronte de Sumatra o Java se encuentran en peligro crítico de extinción.

Publicidad