Fin de semana con tormentas, ¿no eran más habituales en verano?

Aunque tengamos la percepción que en verano se producen más, un estudio de la Aemet nos muestra que mayo registra los días con más actividad tormentosa del año.

David Ruiz David Ruiz 18 May 2019 - 07:00 UTC
rayo
Espectacular rayo nube-tierra.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en base al período 1995-2016, el mes de mayo es el primero del año con una actividad tormentosa destacable. Durante este mes en la Península Ibérica registramos de media uno o más días de tormenta, excepto en el extremo sureste (Almería y Murcia).

¿Cuándo, cómo y dónde se producen estas tormentas?

La actividad eléctrica se presenta muy activa durante este mes y la estación estival. El proceso por el cual se transmite calor mediante el transporte de materia es la convección, y es responsable, junto con el calentamiento diurno y el aire frío en capas altas de la troposfera, de que a partir de la tarde se desarrollen cúmulos (Cu) en los principales sistemas montañosos.

Fases de una tormenta

La tormenta se gesta en tres fases bien diferenciadas. En la primera se producen intensas corrientes ascendentes favorecidas por las temperaturas elevadas o por montañas que actúan de palanca. Las nubes tienen crecimiento vertical y el aspecto de una coliflor; son los cúmulos congestus (Cu Co) y los cumulonimbos (Cb).

En la segunda fase, en su madurez, la tormenta ya es activa. Fuertes rachas de viento interno, ascendente y descendente, producen chubascos con abundante aparato eléctrico y, a veces, con granizo.

Por último, en la tercera fase (o de disipación) la tormenta se deshace. Tan sólo se generan corrientes descendentes que desactivan el Cb. Por lo general, una tormenta dura entre media hora y dos horas.

Supercélula, cumulonimbo, tormenta, mayo, España, inestabilidad, storm, thunderstorm
Supercélula en su fase de madurez con un Cb de gran desarrollo vertical iluminado por los rayos del atardecer.

¿Es España un país tormentoso?

Las tormentas son especialmente frecuentes en algunas comarcas del Sistema Ibérico, Pirineos y la Sierra de Gredos. En estas zonas tienen lugar en mayo entre cuatro y cinco días de tormenta; en los puntos más elevados del Pirineo oscense... ¡hasta siete!

España es un país tormentoso puesto que se producen unas 10.000 tormentas anuales. Otro dato, en 250 días de los 365 días del año tiene lugar alguna tormenta en algún lugar de nuestra geografía, según datos de la Aemet.

La Sierra del Rayo, ¿casualidad o no?

En el corazón del Sistema Ibérico turolense encontramos la Sierra del Rayo, a caballo entre las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre. Esta cadena montañosa, al estar relativamente cerca del Mediterráneo, recibe el flujo de viento húmedo de levante (del este) que, unido a su particular orografía, favorece que se dispare la convección.

Así pues, este paraje es un verdadero nido de tormentas entre mayo y septiembre. Esta sierra hace de la zona limítrofe entre el sureste de Aragón y el noroeste de la Comunidad Valenciana uno de los rincones con mayor número medio de descargas eléctricas de la península.

Publicidad