Última hora de la borrasca fría aislada y las precipitaciones intensas

El tiempo durante la primera semana de noviembre de 2020 estará caracterizado por una marcada inestabilidad atmosférica, debido a la formación de una borrasca fría asociada a una dana que quedará descolgada en el suroeste peninsular.

La formación de una borrasca fría aislada (BFA) asociada a una dana, que quedará localizada en el suroeste de la Península Ibérica, va a dar lugar a un importante episodio de lluvias intensas y abundantes, con nevadas también importantes en el nordeste peninsular, provocando a su vez un acusado descenso de las temperaturas, con un tiempo más invernal que otoñal en numerosas zonas de España. Tenemos por delante una situación meteorológica de una marcada inestabilidad atmosférica.

El miércoles, con la BFA ya formada en el suroeste peninsular, esperamos las precipitaciones más abundantes en el este peninsular, produciéndose las más intensas en la provincia de Castellón, sur de la de Tarragona y también en la Ibérica turolense y otras zonas del Bajo Aragón, Alto Tajo, Soria y Zaragoza. Aparte de lluvias intensas, también se producirán nevadas en las zonas referidas, así como en los Pirineos.

El jueves las lluvias más abundantes e intensas las tendremos en el suroeste peninsular y golfo de Valencia, extendiéndose según avance la jornada a muchas otras zonas del sur y del centro de la Península. Las temperaturas se mantendrán bajas, con ambiente desapacible bastante generalizado. El radio de acción de la borrasca también alcanzará Canarias, donde tanto el miércoles como el jueves también esperamos lluvias.

Durante la jornada del viernes la borrasca se irá desplazando hacia el norte, frente a las costas de Portugal, localizándose las lluvias en el extremo occidental peninsular. De cara al fin de semana, el avance un frente generado por la borrasca repartirá lluvias de oeste a este en la Península, con altibajos en las temperaturas.