Tal día como hoy: infierno en Death Valley

Aunque el 10 de julio pueda ser una fecha cualquiera, la verdad que para el campo de la meteorología y climatología no lo es. Hoy se cumple el aniversario de la temperatura máxima homologada en el planeta, ¿sabes dónde? Aquí os contamos donde se vivió un auténtico 'infierno'.

Natacha Payà Natacha Payà 10 Jul 2019 - 07:38 UTC
Valle de la Muerte
Imagen del Valle de la Muerte, al sureste de California. Hoy se cumple el aniversario de la máxima registrada en el planeta.

Este verano está siendo especialmente caluroso en muchas zonas de España. Es difícil conciliar el sueño, las sábanas se quedan 'pegadas' al cuerpo y dormir sin la ayuda del ventilador y el aire acondicionado parece imposible. La pasada ola de calor ha dejado temperaturas máximas de récord pero, nada comparable con la máxima registrada el 10 de julio de 1913 en el sureste de California. El Death Valley vivió un auténtico 'infierno'.

El Death Valley, ¿por qué se llamará así?

En español se le conoce como el Valle de la Muerte y se encuentra en el estado de California, en América del Norte. Actualmente cuenta con el 'honor' de ser el punto de la Tierra donde se ha registrado la temperatura más alta del aire, nada más que 56.7 ºC según los datos de la Organización Meteorológica Mundial -OMM-.

Este valle es una estrecha y larga cuenca situada a -86 metros sobre el nivel del mar y se encuentra rodeado de montañas que lo aíslan de cualquier factor externo. Ahora mismo, en pleno verano, la radiación solar calienta la superficie del Valle y el calor generado queda atrapado, dejando temperaturas que no bajan de los 30 y 35 ºC por la noche, ¡auténticas noches infernales!

Según expertos, el aire calentado y más ligero se eleva pero queda retenido en las paredes interiores de las montañas, por lo que cuando se enfría 'ligeramente' vuelve a caer en el fondo. Aunque se registren temperaturas máximas extremas en esta época del año, muchas personas viajan hasta ahí atraídas por el clima, y aseguran que han notado incluso frío una vez se han marchado del interior del Death Valley.

Una temperatura de récord

Tal día como hoy se conmemora el récord absoluto de temperatura homologada en la Tierra. El observatorio meteorológico de Groenlandia Ranch, en Death Valley, llegó a registrar 56.7 ºC el 10 de julio de 1913. Se cumplen 106 años de esta fecha, aunque lo cierto es que no siempre el Death Valley ha gozado de este título desde el año que registró la máxima.

Hasta el 2012 se pensaba que el récord histórico lo tenía El Azizia -una ciudad de Libia, al suroeste de Trípoli-, hasta que un grupo de expertos de la OMM llegó a la conclusión de que ese dato no era del todo fiable por un posible error en el registro de la temperatura. Fue en ese momento cuando el Death Valley, además de ser el punto más seco de América del Norte, se convirtió en el lugar con la temperatura máxima jamás registrada en la Tierra.

Los 'Death Valley' españoles

Parece ser que en el mes de julio se baten bastantes récords en cuanto a temperaturas máximas. Esperamos no competir ni estar cerca de la máxima registrada de Death Valley, pero en nuestro país también puede hacer calor, y mucho. El pasado 13 de julio de 2017 se llegaron a registrar 47.3 ºC en Montoro, una pequeña localidad cordobesa. Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), este dato tenía validez pero no pudo ser homologado como récord nacional oficial, ya que la estación de Montoro no pertenece a la red de estaciones principales de la AEMET.

Fue el aeropuerto de Córdoba el que ganó el récord nacional 'oficial' de temperatura máxima registrada, cuando el mercurio ese mismo día, 13 de julio, llegó a marcar 46.9 ºC. Este observatorio no llegó a superar la -hasta ese día- máxima registrada en España, 47.2 ºC en Murcia el 4 de julio de 1994, pero obtuvo el título gracias a que el registro murciano pertenece, también, a una estación secundaria.

Publicidad