tiempo.com

Efectos de las lluvias fuertes en Gran Canaria, manga marina incluida

Recopilación de los mejores vídeos y fotos de los aguaceros que afectaron ayer a la isla de Gran Canaria. También se divisó una espectacular manga marina que estuvo a punto de afectar a Arguineguín.

Gran Canaria
Carreteras con balsas de agua ayer en Las Palmas de Gran Canaria. Fuente: Policía Local.

Las Islas Canarias llevan unos días inmersas en un episodio de lluvias y tormentas ligado a un embolsamiento de aire frío en las capas medias y altas de la troposfera. Ayer Gran Canaria se llevó la peor parte. Desde buena mañana los cumulonimbos quisieron acaparar todo el protagonismo, empezando por una tanda de chaparrones y una manga marina a escasos metros de la costa de Arguineguín, al sur de la isla.

Las cortinas de precipitación se dejaron ver y notar de forma intermitente, sobre todo en el norte de Gran Canaria, donde presentaron especial virulencia. De esta guisa se mostró el aguacero que afectó a la playa de Las Canteras. Tan intenso como pasajero, horas después la misma página turística hacía gala de un cielo repleto de grandes claros.

Las lluvias no se fueron sin antes dejar inundaciones locales. En la estación meteorológica de Alcaravaneras, en Las Palmas de Gran Canaria, se registraron 50 litros por metro cuadrado. Así quedaron las calles en la zona del ‘Barranquillo Don Zoilo’, en la capital insular.

La Policía Local reclamó precaución ante las balsas de agua que se habían formado en las carreteras y algunos túneles. La AEMET al final del día publicó algunos datos oficiales, entre los que resaltan los 26 litros por metro cuadrado caídos en la Plaza de la Feria o los 22 l/m2 de Arucas.

En las próximas horas los intervalos nubosos continuarán siendo abundantes en todas las islas. En Fuerteventura las lluvias serán débiles; en Lanzarote en general también, aunque de madrugada podrán alcanzar intensidad moderada o fuerte. Las islas de mayor relieve registrarán aguaceros, localmente intensos en el norte de La Palma y Tenerife, con una cota de nieve que rondará los 2000 metros. La inestabilidad no remitirá hasta el sábado.