tiempo.com

Crisis con 1300 seísmos en Azores. ¿Otra erupción volcánica muy cerca?

Desde el sábado 19 de marzo, la isla de São Jorge, en Azores, ha registrado más de 1.300 terremotos. Aunque de baja magnitud, estos terremotos llevaron a las autoridades a activar preventivamente los planes municipales de emergencia de Velas y Calheta. ¿Existe riesgo de erupción volcánica?

Terremotos azores
La isla de São Jorge, en las Azores, ha registrado más de 1.300 terremotos desde el sábado. Esta "crisis sísmica" tiene un origen tectónico, pero se encuentra en un sistema volcánico activo.

Desde el pasado sábado 19 de marzo, la isla de São Jorge (Azores) está siendo sacudida por pequeños terremotos, de momento de baja magnitud. Hasta las 19:00 horas del lunes 21 de marzo, el Centro de Información y Vigilancia Sismológica de las Azores (CIVISA) registró 1329 terremotos. Sólo 73 de ellos fueron percibidos por la población.

En aproximadamente 48 horas, la "crisis sísmica" que se produjo en la isla, tal y como la describieron los expertos, ha llevado a las autoridades a activar los planes municipales de emergencia para los municipios de Velas y Calheta de forma preventiva, que estarán en vigor mientras la actividad sísmica lo justifique. Los alcaldes piden a la población que mantenga la calma.

Según Rui Marques, profesor de la Universidad de las Azores y presidente de CIVISA, los terremotos registrados tienen una magnitud que oscila entre 1,9 y 3,3 y, hasta ahora, todos tienen un origen tectónico. De momento ninguna ha provocado daños, y la mayoría se han producido a lo largo de la fisura volcánica de la isla (situada en la parroquia de Manadas) que entró en erupción por última vez en 1808.

A pesar de ello, el profesor Marques afirma que el hecho de que la actividad sísmica se localice en un sistema volcánico activo hace que la "crisis se pueda denominar sismovolcánica". La mayor parte de la sismicidad se ha registrado en la zona central de São Jorge, entre Vila das Velas y Fajã do Ouvidor. Además, los terremotos registrados se han producido en el sector de la isla donde se produjeron las dos últimas erupciones volcánicas de São Jorge: la de 1580 (volcán Queimada) y la de 1808 (volcán Urzelina).

El CIVISA afirma que aún no ha podido determinar el patrón de comportamiento de la crisis sísmica, y que ya está trabajando intensamente sobre el terreno para elaborar una evaluación del riesgo de erupción volcánica. Los equipos enviados al terreno instalarán otras dos estaciones de vigilancia sísmica en la isla y medirán los gases del suelo, un indicador de la actividad volcánica.

¿Hay riesgo de erupción inminente en São Jorge?

São Jorge, una de las nueve islas que componen las Azores, tiene unos 8.400 habitantes y forma parte del Grupo Central del archipiélago, que incluye los populares destinos turísticos de Faial y Pico (además de Terceira y Graciosa), también de origen volcánico. Su origen está vinculado al vulcanismo fisural estimulado por la expansión de la corteza atlántica y asociado a una falla transformante que va desde la Dorsal Mesoatlántica hasta la isla de San Miguel, la llamada Falla de San Jorge.

El repentino aumento de la actividad sísmica recuerda a los enjambres sísmicos detectados antes de la erupción del nuevo volcán de Cumbre Vieja de La Palma el año pasado, a unos 1.400 kilómetros al sureste de las Azores. Durante 85 días, la erupción destruyó miles de propiedades y cultivos.

Pero por ahora, a pesar de la comprensible preocupación generada por la crisis sísmica, Rui Marques señala que "Tenemos que estar un poco preocupados". "No debemos dar la alarma, pero estaremos atentos a la evolución de la situación". En este sentido, se apela a que la población se mantenga tranquila, informada y siga las recomendaciones de las autoridades.