tiempo.com

¿Cómo afecta el cambio de hora a nuestras mascotas?

Ya tenemos aquí el temido cambio horario que nos quitará una hora de luz por la tarde, pero... ¿alguien ha pensado en cómo nuestros perros y gatos sufren este cambio?

Perro y gato
Los animales de compañía, y en especial los perros y gatos, también sufren los cambios de hora

Como todos los últimos domingos del mes de octubre, ayer realizamos el cambio hacia el horario de invierno. De los dos cambios que hacemos cada año, este es el más odiado porque la oscuridad se adelanta por la tarde y da paso a varios meses en los que las horas nocturnas superan a las diurnas.

Desde hace algunos años surge de nuevo la polémica sobre la idoneidad de estos cambios por el trastorno que nos producen. En los medios de comunicación los titulares van siempre hacia al mismo camino: la población no quiere cambios de hora. Algunos movimientos políticos nos hacían pensar que por fin se acabaría esta práctica, pero la realidad es que sigue en punto muerto.

Está comprobado que los cambios de hora afectan al ser humano de varias formas, como un incremento de la fatiga, dificultad en conciliar el sueño, estamos más irritables, nos cuesta más esfuerzo realizar ejercicios tanto físicos como mentales... es decir, todos aquellos síntomas que suele producir el jet lag. Si esto nos ocurre a nosotros, ¿cómo afectará a nuestras mascotas?

El impacto en perros y gatos

Los gatos, y en especial, los perros, también sufren el cambio de horario. Ellos se tienen que adaptar a nuestras costumbres que a partir de ahora tendrán lugar una hora más tarde. Esto no solo pasará con el paseo diario, sino con la hora de la comida, el recibimiento a casa tras la jornada laboral, el momento de ir a dormir, etc.

Nuestros animales de compañía tienen un reloj biológico mucho más sensible que el nuestro: están más ligado a la luz solar.

Los animales de compañía tienen un reloj biológico mucho más sensible que el nuestro. Nosotros, solo con alguna dificultad, podemos adaptarnos a las nuevas rutinas que nos autoexigimos acorde a nuestro reloj, pero ellos no. Están mucho más ligados que nosotros a la luz solar y son más vulnerables a cualquier cosa que los altere. Y de un día a otro cambiar todas las rutinas con una hora de diferencia les afecta más que a nosotros.

Los animales de compañía, al igual que los seres humanos, sufren varios trastornos por culpa del cambio de hora que realizamos nosotros.

¿Y de qué manera les afecta? Aunque parezca mentira, igual que a nosotros. Les costará más dormir, estarán más cansados y más irritables a la vez. Algunos, incluso, llegan a sentir desorientación y mucha ansiedad. Los que tenemos o hemos tenido perros y gatos lo hemos vivido. ¿Cómo podemos ayudarles? Prestándoles más atención y mimarlos un poco más para tranquilizarles. Al fin y al cabo lo que ellos quieren es pasar tiempo con nosotros y no sentirse solos.

¿Cuándo será el último cambio de hora?

Volviendo a la polémica de cada cambio de hora, recordamos que no hay firmada aún ningún ley que hable de su supresión, aunque sí hay una propuesta. Nada ha cambiado, ni parece que vaya a cambiar, a corto plazo. De hecho, tal y como escribió nuestra compañera Natacha Payá, el BOE ya ha publicado las fechas de los cambios de hora hasta 2026.

Muy distinto a lo que ha sucedido en México. El país ha suprimido los cambios de hora alegando el poco ahorro que supone y el gran impacto que tiene en la salud de sus ciudadanos. Dada la latitud a la que se encuentra el país, el cambio de hora no supone una diferencia tan grande en cuanto a la hora de salida y puesta del sol, muy distinto a lo que pasaría en España.

En Europa el acuerdo debería darse entre todos los países. Que lo hiciera solo uno no tendría sentido y provocaría más de un dolor de cabeza. ¿Con qué horario deberíamos quedarnos en España si se elimina el cambio de hora? Aunque no nos guste, el del invierno se acerca más al horario solar.