tiempo.com

¿Cuándo dejaremos de cambiar la hora? Esto dice el Parlamento Europeo

La noche del sábado al domingo tocó cambiar la hora, dando inicio al horario de verano. Hace tiempo que se escucha que el cambio de horario se acabará, pero... ¿de verdad será así?

Reloj y cambio de hora
¿Hemos hecho el último cambio de hora?

Todo el mundo estará de acuerdo en que el cambio de hora que acabamos de realizar es el mejor de todo el año. Es cierto que a partir de ahora va a amanecer una hora más tarde, pero lo que a todos nos gusta es que la luz del día se alargue una hora por la tarde. El anterior cambio de hora era justo al revés. A media tarde ya se nos hacía de noche.

Muchas veces se ha hablado ya, y se ha puesto en cuestión, de los beneficios que tiene este cambio. Está hecho para aprovechar mejor las horas de sol y así ahorrar energía. No todo el mundo está de acuerdo. El ahorro del 5% que nos prometen se pone en duda, entre otras cosas, por la diferencia tan grande que hay entre la luz de Galicia y la del Mediterráneo, por ejemplo. Casi una hora. ¿Se ahorra igual en ambos extremos del país? Evidentemente no.

Desde hace unos años venimos escuchando que el cambio de hora dejará de hacerse. Es cierto que es todo un dolor de cabeza para los ciudadanos por los trastornos que nos ocasiona. No solo por la dificultad que tienen algunos relojes para adelantar la hora, está claro, sino por lo que nos cuesta adaptarnos al nuevo horario y las consecuencias que tiene. Pero entonces, ¿se acaba o no se acaba el cambio de hora?

La decisión, en manos del Parlamento Europeo

Hace años que la eliminación del cambio de hora se debate, y no solo entre la población y en los medios de comunicación. Desde un punto de vista oficial hace mucho tiempo se viene barajando esta opción, pero fue en 2019 cuando en principio se tomó la decisión.

Todo se remonta al 8 de febrero de 2018. Tal y como se puede comprobar en la web del Parlamento Europeo, el Parlamento pidió a la Comisión evaluar la posibilidad de acabar con el cambio de hora como respuesta a las iniciativas ciudadanas. El texto fue aprobado con 384 votos a favor, 153 en contra y 12 abstenciones. Ojo, no estamos hablando de la decisión, sino del texto a favor de que se evaluara el cambio. La evaluación tuvo 4,6 millones de respuestas, con un resultado del 84% favorable a suprimir el cambio de hora.

Así, el 12 de septiembre de 2018 se presentó una propuesta legislativa. Lo anunció Jean-Claude Juncker, presidente por aquel entonces de la Comisión Europea.

La propuesta fue la siguiente: eliminar el cambio de hora, fijar un calendario breve y claro para que los cambios entraran en vigor y realizar consultas en los ámbitos nacional y europeo con el objetivo de velar por un enfoque coordinado entre Estados Miembros.

Parlamento Europeo
El Parlamento Europeo tiene la última palabra sobre el cambio de hora

El 26 de marzo de 2019 finalmente el Parlamento aprobó respaldar el fin al cambio de hora en 2021. Tuvo el apoyo de 410 votos a favor, 192 en contra y 51 abstenciones. A partir de esa fecha, la Cámara ya estaba lista para iniciar las negociaciones con los ministros de toda la UE sobre el contenido final de la directiva. Y hasta aquí tenemos noticias. Así que como no hay ninguna ley que a fecha de hoy diga lo contrario, el cambio de hora se mantiene.

Los animales, los otros perjudicados

Mucho se habla en cada cambio de hora de las consecuencias que tiene sobre la salud de las personas adaptarse al nuevo horario. No solo físicamente, sino también mentalmente. Hay que recordar que solo los seres humanos basamos nuestras vidas en la hora que marcan nuestros relojes. Nuestros animales de compañía, por ejemplo, notarán como de un día a otro salen a pasear una hora antes. También las palomas, pendientes de cazar las migas de los bocadillos de los niños cuando salen al recreo.

El caso más curioso fue el de las vacas en Suiza. Los ganaderos eran reacios al cambio de hora porque se dieron cuenta que el cambio de horario hacía que los animales produjeran menos leche. Mirad hasta qué punto puede llegar a afectar un cambio de hora.