Balance de octubre 2020 en España: cálido y extremado en las lluvias

Por un lado, continuó el calor y, por otro, hubo importantes precipitaciones en el occidente peninsular, pero escasas en la vertiente mediterránea. Veamos con detalle todas estas cosas.

garganta de Alardos
Puente romano sobre la garganta de Alardos, en Madrigal de la Vera, Cáceres, en sequía y tras el paso de un temporal de lluvia.

En los primeros 10 días de octubre las temperaturas máximas fueron altas, especialmente en el sur peninsular. Por otro lado, las precipitaciones afectaron a todo el territorio nacional, con la excepción de la costa almeriense y el sur de la provincia de Sevilla. Las lluvias más importantes se produjeron en el tercio norte peninsular los primeros días debido al efecto de la borrasca de gran impacto Álex, superándose los 200 l/m2 en zonas del Cantábrico oriental.

La siguiente decena se inició igual, con temperaturas elevadas, principalmente las máximas y en las Canarias, y con una entrada de viento del suroeste en la vertiente atlántica, preludio de la borrasca con gran impacto Bárbara. El temporal afectó a casi toda la Península entre los días 20 y 21, especialmente en la cara meridional de los sistemas Central y Cantábrico, con acumulaciones puntuales superiores a los 350 l/m2 en la sierra de Gredos.

Los últimos diez días de octubre se iniciaron aún con fuertes lluvias en el oeste peninsular, continuación de la borrasca Bárbara. Posteriormente, las precipitaciones se trasladaron a las Canarias y finalmente regaron abundantemente el oeste gallego. En este lapso, las temperaturas fueron casi normales para la época del año, quizás algo altas en el sur peninsular y en Canarias.

Temperaturas cálidas

Las máximas fueron superiores a lo normal en casi todo el país, debido a varios episodios cálidos, principalmente en la primera y tercera decena, con valores especialmente elevados en el extremo sur peninsular y en Canarias.

En estaciones de AEMET el valor más alto mensual se alcanzó en Adeje (Tenerife) el día 13, con 36,4 ºC. Octubre no batió ningún record de temperatura máxima absoluta. Sí se igualó la marca relativa, en Almería aeropuerto, con 31,6 ºC.

Los valores nocturnos fueron entre normales y superiores a lo normal también en todas las comarcas, con la excepción de las áreas montañosas del norte de la Península y en puntos de la meseta septentrional, que con la irrupción fría de mediados de mes han sido normales. En estaciones de AEMET, que no son de alta montaña, el valor más bajo mensual se produjo el día 16, en Cuellar, Segovia, con -5,5 ºC.

Durante este mes se superó la temperatura mínima absoluta más alta, en el observatorio de Molina de Aragón, uno de los polos del frío peninsular, con 15,3 ºC el día 13.

Precipitaciones extremadas

Octubre ha resultado entre normal y seco si consideramos el conjunto del país; con zonas de la mitad occidental peninsular, excepto partes de Andalucía y de Galicia, donde la precipitación superó con claridad su valor normal para este mes, como en puntos del sistema Central, sierra de Gredos y en la cornisa cantábrica, más del 200 %. También fueron superiores a lo normal en áreas del norte de ambos archipiélagos.

Por el contrario, en puntos de la mitad este de la Península, en Andalucía y en el resto de Galicia y de las islas, las precipitaciones fueron muy escasas y apenas llegaron al 25 % de su valor normal.

En este mes, se batió el record absoluto de precipitación máxima en un día en los observatorios de León aeropuerto, con 52,9 l/m2, y en el Puerto de Navacerrada, Madrid, con 129,2 l/m2. Ambos casos el día 20.

Consideraciones finales

Debemos hacer mención especial a las violentas rachas de viento, en ocasiones huracanadas, que se sufrieron en muchos puntos de nuestra geografía. Podemos destacar las producidas por el paso de la borrasca Bárbara, con una racha máxima registrada de 177 km/h en la estación automática oscense de Cerler, a 2.374 metros de altitud. Dentro de esta situación meteorológica, se batieron numerosos records absolutos de velocidad máxima en un día, destacando el Puerto de Navacerrada con 134 km/h y en Huelva con 116 km/h.

Árboles tronchados tras las fuertes rachas de viento que sucedieron en Madrid al paso de la borrasca Bárbara.
Árboles tronchados tras las fuertes rachas de viento que sucedieron en Madrid al paso de la borrasca Bárbara. Fuente: Agencia EFE.

Además, tenemos que volver a hablar de la humedad relativa tan baja que hubo en numerosas comarcas, principalmente del sur peninsular, con valores entre el 20 % y el 30 %. Estos dos factores son muy importantes a la hora de la evaporación y de la pérdida de agua en nuestros pantanos.

El agua embalsada a fecha del 27 de octubre es del 46,4 % de su capacidad máxima, con un valor muy parecido al mes anterior. Estamos un 7 % por debajo de la media de los últimos 10 años y un 6% por encima de la misma semana del año pasado.