tiempo.com

¡El Ártico se está calentando mucho más rápido que el resto del planeta!

El Ártico es una región especialmente vulnerable a los efectos del calentamiento global. La amplificación ártica tiene cada vez más peso, pero... ¿qué es exactamente? Aquí te contamos más.

Ártico
La amplificación ártica no es un fenómeno simple y entran en juego diversos factores.

Numerosos estudios afirman que el Ártico se está calentando mucho más rápido que el resto del planeta. Según este artículo en la revista Nature , este proceso se es conocido como amplificación ártica o polar (AA) y parece ser que es muy veloz. Si quieres saber más sobre esta situación, te aconsejamos seguir leyendo.

Hechos contrastados

Este fenómeno ya es considerado un hecho sólido. Se trata de una combinación de mecanismos de retroalimentación que explican la vulnerabilidad especial de esta región al calentamiento global. Durante esta última década se propusieron múltiples factores actualizados y modernizados para darle explicación a esta amplificación ártica.

Estos mecanismos fueron los siguientes: un aumento del calentamiento oceánico, retroalimentación del albedo del hielo, el transporte del calor oceánico, transporte de humedad atmosférica y la reducción del calentamiento del aire en Europa.

Tras muchos otros estudios alternos, el resultado es aun más desalentador. El reciente informe del Programa de Monitoreo y Evaluación del Ártico establece que la tasa de calentamiento es entre tres y cuatro veces más rápida que el calentamiento global durante el período de 1971 y 2019.

Un calentamiento desigual

Durante el período de 1979 a 2021, la mayor parte del océano Ártico se calentó al menos cuatro veces más rápido que el promedio mundial. Los valores de AA más extremos ocurren en las áreas marinas cercanas a Novaya Zemlya , un archipiélago localizado en el Ártico ruso, que se está calentando hasta siete veces más rápido que el promedio mundial. La razón principal es la reducción de la capa de hielo.

Generalmente no existen regiones dentro del Círculo Polar Ártico donde la AA es inferior a dos. Por lo tanto, referirse al calentamiento del Ártico como dos veces más rápido que la media global supone subestimar la situación de los últimos 70 años.

Mecanismos y factores a tener en cuenta

El factor luz es uno de los mecanismos clave de retroalimentación. A medida que el hielo se derrite, va dejando al descubierto la superficie del océano. El hielo blanco refleja gran parte de la luz que recibe, mientras que el océano oscuro la absorbe. Ahora bien, según este estudio el calor del océano es una de las claves. El factor más importante que cambia cuando desaparece el hielo es la cantidad de calor que se escapa del océano. A mayor calentamiento, más hielo marino derretido, que a su vez causa más calentamiento: como la “pescadilla que se muerde la cola".

El hielo refleja gran parte de la luz que recibe, mientras que un océano la absorbe.

Sucede algo parecido con el permafrost. A medida que pierda hielo, se producirá un incremento de las emisiones de CO2 y metano, causando un mayor calentamiento y acelerando el deshielo. ¿Y qué ocurre con las tormentas? Como bien sabemos, en el trópico el aire caliente se eleva y se generan tormentas. En el Ártico no. Cualquier calentamiento en la superficie permanece allí.