tiempo.com

Un estallido de actividad en el monte Semeru

Un año después de que el monte Semeru de Indonesia desencadenara una erupción destructiva, el volcán más alto y activo de Java volvió a entrar en erupción a principios de diciembre de 2022 y Landsat 9 tomó esta imagen espectacular

Imagen de Landsat-9 a su paso por Semeru el 4 de diciembre de 2022

A última hora del 3 de diciembre, una serie de explosiones del cráter de la cumbre expulsaron gas y cenizas que se elevaron hasta 6100 metros, según el Centro de Asesoramiento de Cenizas Volcánicas de Darwin. La intensa actividad continuó durante la noche hasta el día siguiente.

El Operational Land Imager-2 (OLI-2) en Landsat 9 capturó esta imagen en color natural de una columna volcánica que fluye desde Semeru aproximadamente a las 9:30 am hora local (02:30 hora universal) el 4 de diciembre de 2022.

Columnas volcánicas típicamente consisten en cenizas y una mezcla de gases volcánicos, incluyendo vapor de agua, dióxido de carbono, dióxido de azufre, sulfuro de hidrógeno y haluros de hidrógeno. En este caso, una nube convectiva imponente, que tal vez extrae energía del calor de la erupción, ha oscurecido partes de la pluma. La ceniza difusa oscurece ligeramente la sombra de la gran nube (directamente hacia el oeste) y el paisaje subyacente más hacia el oeste en esta versión más amplia de la imagen.

Debajo y al este de la gran nube convectiva se encuentra lo que parece ser el borde de un flujo piroclástico que desciende por el canal de un río en el flanco sureste de la montaña. Estas avalanchas ondulantes de ceniza, tefra, tierra y otros desechos sobrecalentados corren a gran velocidad y pueden destruir la mayoría de las cosas a su paso. La erupción del 3 al 4 de diciembre produjo varios de estos flujos, incluido uno que alcanzó una longitud de 19 kilómetros (12 millas), según la Junta Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia (BNPM).

Dado que las fuertes lluvias precedieron al evento, los flujos piroclásticos probablemente se mezclaron con el agua de lluvia y se transformaron en lahares fangosos a medida que se precipitaban montaña abajo. Los flujos destruyeron un puente y enterraron casas hasta los techos, según Associated Press.

La erupción ha obligado a casi 2.000 personas a abandonar sus hogares. El 4 de diciembre de 2022, el Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos (PVMBG) elevó el estado de la erupción de 3 ("siaga" o "alerta") a 4 ("awas" o "precaución"), el más alto. en la escala 1-4. El PVMBG instó a la gente a permanecer al menos a 5 kilómetros de la cumbre y al menos a 500 metros del canal del río Besuk Kobokan.


Imagen de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens , usando datos Landsat del Servicio Geológico de EE.UU. Historia de Adam Voiland.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Fotos y animaciones en 06 Dic 2022 por Francisco Martín León