Entrevista del mes: Enrique Sánchez

Presidente de Ecometta (http://www.ecometta.org/). Desde la RAM le animamos a seguir de forma tan entusiasta con su gran labor al frente de Ecometta

Francisco Martín León Francisco Martín León 13 Nov 2019 - 02:00 UTC
Entrevista del mes: Enrique Sánchez
¿De dónde viene tu gran afición a la Meteorología? ¿Es compartida por otros miembros de tu familia?

El origen de mi afición viene desde los primeros años de vida. Curiosamente, según cuentan mis padres, yo le tenía miedo a las tormentas cuando era pequeño y me escondía atemorizado por la luz de los rayos y el tremendo ruido de los truenos. Antonio, mi padre, es gallego y se las tuvo que ver con muchas tormentas en la Coruña, donde estuvo muy vinculado a las actividades en el mar, viviendo mares embravecidos con olas gigantescas. Él y mi madre Montserrat, son los que consiguieron despertar en mí esta pasión por los fenómenos severos. Mis padres me hicieron descubrir y admirar tanto la belleza de esos fenómenos naturales, como la de un simple amanecer. En caso de tormenta, mi padre abría las persianas del comedor de par en par y convertía el miedo en toda una fiesta. Cada rayo era como ver un castillo de fuegos artificiales. Empecé a disfrutar y la curiosidad se apoderó de mí, descubriendo mi pasión y aumentando cada día más mi fascinación por la Meteorología.
Cuando te brillan los ojos cada vez que hablas de tu pasión, de forma involuntaria contagias a los demás. Cuando mis hijos eran pequeños, me acompañaban cuando iba a conferencias o de caza-tormentas y mi mujer comenzó a hacer fotos a las nubes y a la naturaleza. Nuestro amigo Francisco Martín León ya nos obsequió con el magnífico apodo de “la familia meteorológica” hace ya más de 14 años.
Actualmente, lo caminos de la vida han dado nuevas orientaciones profesionales tanto a mi mujer, Carmen Benito, como auxiliar técnico veterinaria, como a mis hijos: Daniel, Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas y Jonatan, estudiante de realización de proyectos audiovisuales y espectáculos. Ellos, sin embargo, forman parte de la Junta directiva de Ecometta junto a mi gran amigo Daniel Brescó y al gran fotógrafo Felipe G. Fuertes y trabajan para que los proyectos sigan adelante. Mis padres continúan teniendo esa afición a la Meteorología en la sangre y yo sigo contagiando, por supuesto, a todos los que me rodean. No sería la primera vez que tengo que regañar a mis colaboradores porque se han parado en medio de una autopista para fotografiar un cumulonimbus espectacular.

Taller de Meteorología a cargo de Ecometta durante una de las ediciones de la Festa del Mar de Badalona (Barcelona)
Ecometta es una asociación ya veterana. Háblanos sobre sus orígenes y los principales hitos a lo largo de vuestra ya larga historia.

El origen de Ecometta viene del primer concurso de dibujo infantil eco-meteorológico que se hizo en nuestro país. El nombre de Ecometta se lo inventó Jonatan, mi hijo, a la edad de 9 años. Eco- de Ecología, Met- de Meteorología y TA para que siempre recordáramos nuestros orígenes. Se trata de las iniciales de la página web con la que empezamos nuestros proyectos, www.eltiempodelosaficionados.c..., que sigue a todo rendimiento hoy en día, siendo una de las primeras webs de aficionados a la Meteorología de Cataluña. Nació el 13 de Marzo de 2005 como un regalo de cumpleaños de mi mujer, toda una visionaria, que vio que mi afición podía ser útil para los demás. Fue un año, meteorológicamente hablando, tremendo: el huracán Katrina, la tormenta tropical Delta que afectó a las Canarias, el año más caluroso hasta aquel momento según la NASA, tremendos incendios en Portugal, etc.
El concurso Ecometta tuvo 3 ediciones. En la tercera participaron más de 500 niños y niñas de todo el mundo, entre los que destacaron los de la Escola Casalonga y CEIP Santo Paio De Abaixo de la Coruña, participando prácticamente todos sus alumnos, la Escola Ventós i Mir de Badalona o el Colegio Sant Gabriel Sant Adrià de Besòs, participando también otros niños y niñas desde el Perú, México, Colombia, Australia, etc.
Nuestro amigo y colaborador Roberto Sáez de MeteoBadalona, en una de nuestros encuentros para comer juntos, me hizo ver la necesidad de legalizar una Asociación que diera cabida a las actividades que ya veníamos realizando a nivel didáctico. Por supuesto le hicimos caso y el 17 de Junio de 2010 fue legalmente constituida la Asociación Ecometta como entidad sin ánimo de lucro que promueve cualquier tipo de actividad relacionada con el medio ambiente, mediante la colaboración con otras entidades científicas, privadas y/o administraciones con fines educativos y de divulgación científica.

Enrique Sánchez durante una visita escolar al Observatorio Fabra (Barcelona), en plena explicación a los chicos en la terraza del edificio.

A lo largo de nuestra historia hemos hecho muchos amigos y amigas, conseguido el apoyo de numerosas entidades pero el espíritu humano y de servicio de la Asociación tuvo un momento muy especial. Nos marcó especialmente una de nuestras seguidoras, Maite Burjados. Ella fue la que nos hizo ver la importancia de todo cuanto escribimos en una web. Ella leía cada día nuestro pronóstico del aficionado desde una cama de un hospital sin que nosotros supiéramos que tenía una enfermedad terminal. Nos llamó “cortaditos de la mañana” y nos ponía sus comentarios cada día en el libro de visitas. Sin saberlo, le hicimos aprender la belleza de la meteorología al mismo tiempo que le hacíamos reír con nuestras ocurrencias. Su fallecimiento fue comunicado a través de una tremenda carta por su familia. La había escrito ella antes de fallecer para reconocer nuestro trabajo diario. Por eso, en todas nuestras webs hay una taza de café en la que si clicas puedes leer dicha carta.

Hemos conseguido:

  • Más de 45.000 visitas al mes consultan nuestras webs, una media de más de 1.450 visitas diarias.
  • Somos una de las 11 entidades a nivel nacional escogida como colaboradora de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).
  • Colaboramos con el Sistema de Notificación de Observaciones Atmosféricas Singulares (Sinobas) de la AEMET.
  • Colaboramos con el Observatorio Fabra de Barcelona al que ofrecemos nuestro servicio de monitor escolar en sus visitas guiadas.
  • Participamos en proyectos de preservación de especies en peligro de extinción con la Sociedad de Estudios Ictiológicos (SEI) y en la Asociación para el estudio de la flora y de la fauna en el Mediterráneo (ALOC).
  • Creamos la revista Naturmet, un medio de comunicación didáctico y educativo dirigido al público en general, apto para todos los públicos. Alcanzó más de 1 millón de descargas en internet en su primera edición.
  • Mantenemos una red de más de 600 colaboradores a nivel mundial, muchos de ellos empresarios, facilitándonos valiosas informaciones y dándonos soporte a nuestras acciones y proyectos.
  • Colaboramos con el proyecto FLOOD-UP de la Universidad de Barcelona.
  • Firmamos un convenio de colaboración con la Diputación de Barcelona para la instalación y utilización de una estación meteorológica automática en Tiana-la Conreria. Actualmente da un valioso servicio a guardes forestales de la zona y se utilizan los dados para estudios climáticos.
  • Nuestras fotos llegaron a estar en exposiciones temporales en la semana de la ciencia de Galicia y nuestros didácticos estuvieron presentes en la Expo de Zaragoza de 2008.
  • Actualmente más de 250 centros escolares se conectan diariamente para trabajar con los contenidos de nuestras páginas web.


¿Contáis con algún tipo de subvención o apoyo institucional? ¿De dónde sacáis los recursos para llevar a cabo vuestra actividad?

En la actualidad, tenemos el honor de contar con la colaboración en forma de donación de la Obra Social “La Caixa”. Nos vamos manteniendo con esta única aportación y con la de nuestros patrocinadores de las diferentes webs y suscriptores de la revista y del Boletín Informativo “el Flash”, así como la de nuestro trabajo de divulgación de la Meteorología en centros escolares y de formación en toda Cataluña y muy especialmente en el Observatorio Fabra de Barcelona, con la realización de talleres y charlas.

Taller de medio ambiente con un grupo de niños de Infantil.
¿Qué tipo de actividades lleváis a cabo sobre cambio climático?

El tema del cambio climático lo introducimos en todos nuestros talleres. Por tanto, está presente allá donde vamos. De hecho, es uno de nuestros talleres que más nos solicitan, además del de Meteorología.
También apoyamos a otras entidades en la difusión de sus trabajos científicos al respecto y les damos publicidad desde nuestras páginas web y medios de comunicación. Este es el caso, por ejemplo, de nuestra colaboración con el Festival Internacional de Cine de medio ambiente –SunCine–, donde el tema del cambio climático es constante y reivindicativo.
También hacemos llegar la información de actos como el de nuestra escapada a Madrid para participar de un encuentro que se hizo en la sede de AEMET sobre la expedición Antártica o la conferencia que nos obsequió José Miguel Viñas donde nos explicó su magnífica experiencia en la base española de esa fría y delicada zona del globo terráqueo.

¿Qué peso específico tiene la Meteorología en la labor que lleva a cabo Ecometta? ¿Constituye la actividad principal o hay otras ligadas al medio ambiente y Naturaleza más importantes?

Ecometta, como su propio nombre dice, trata de Meteorología y Ecología. Por supuesto que la Meteorología es una de las actividades principales de la Asociación pero a lo largo de su historia ha ido ampliando su espectro de materias a petición de los seguidores, desde la Astronomía, hasta la Ecología, participando activamente en campañas de sensibilización ambiental, didácticos sobre reciclaje, la reducción de gases de efecto invernadero e incluso ayudando de forma activa en campañas para preservación de especies en peligro de extinción. En la actualidad dedicamos todos los medios a nuestro alcance para la divulgación didáctica y formativa de los diferentes trabajos científicos sobre el medio ambiente y el cambio climático entre los jóvenes y los más pequeños de la casa.

Recientemente habéis iniciado una nueva etapa, ¿cuáles son los principales cambios que va a experimentar Ecometta? ¿Qué retos tenéis encima de la mesa?

La Asociación Ecometta efectivamente ha iniciado una importante etapa que lleva gestándose en segundo plano desde que la dimos de alta. Dicha etapa se caracteriza por la mayor actividad en redes sociales, la mejora de los contenidos de nuestras páginas web, la mayor implicación en todo tipo de actos de divulgación científica allá donde se produzcan y la creación de proyectos innovadores de calidad que puedan ser útiles a la sociedad.
Ecometta evoluciona realmente gracias a nuestros visitantes y a los alumnos y alumnas de los más de 250 centros escolares con los que trabajamos a nivel estatal, ya sea de forma presencial u online. Es por eso que surgieron experimentos tan increíbles como nuestra web musical Meteo-Música, sugerida por una alumna de un centro escolar al ver la importancia de la Meteorología en las letras de muchísimas canciones. Esta web, en la que participan miles de personas de todo el mundo, llegará con toda probabilidad, a los 3.000 enlaces a canciones con referencias meteorológicas a finales del presente año.
Por último, el reto más grande, en el que estamos implicados es el de tirar adelante el proyecto de “el Museo de las Nubes”. Recientemente, hemos lanzado la noticia y presentado el proyecto.

Nos ha llamado mucho la atención el anuncio que habéis hecho de promover la construcción de ese primer museo en el mundo dedicado a las nubes, ¿qué puedes contar a nuestros lectores de ese proyecto?

Este proyecto lleva prácticamente 15 años de trabajo; es decir, que nació al mismo tiempo que la web de “el Tiempo de los Aficionados”. Somos muchísimas personas las que nos maravillamos al contemplar las nubes, sus formas, desde delicadas hasta amenazadoras, pasando por los fenómenos que producen. Se han escrito y documentado innumerables libros y atlas, se han hecho asociaciones multitudinarias para apreciarlas, pero nunca se les ha dedicado un lugar físico donde poderlas explicar y mostrar desde todos los ángulos posibles, así como su proceso de formación.
Una de las características de nuestra Asociación es la de evitar copiar a los demás. Nos gusta ser creativos e innovadores. Es por eso que decidimos crear el proyecto “Museo de las Nubes” que pretende ser una especie de homenaje a estas formaciones y a todas esas personas que nos quedamos embobados mirándolas. Hemos comprobado que no existe ninguno en el mundo, por lo que se trata de un proyecto pionero.
Si nos dan la oportunidad de llevar a cabo este ambicioso proyecto, utilizando, claro está, la tecnología y medios actuales de los que disponemos, podremos no solo ver las nubes dentro de nuestro museo, sino también sentirlas. No hay experiencia que anide mejor en la memoria de las personas, que la que tienes al interactuar con la realidad. Un ejemplo sería el navegar por una niebla, notar la sensación de caída libre de un granizo o entrar en una sala donde pudiéramos ver nubes noctilucentes o auroras boreales. Todo eso y mucho más puede ser una realidad.
Por último decir que, dado nuestro carácter ecológico, se tratará de un edificio totalmente sostenible y adaptado a personas con necesidades especiales.

¿Qué se necesita para que el Museo de las Nubes pueda llegar a ser una realidad? ¿Tenéis ya trazado una especie de cronograma con algunos plazos de distintas fases?

Un museo de estas características, por supuesto, necesita aportaciones económicas muy grandes. Estamos hablando de un museo de características únicas en el mundo, que daría respuesta a miles de personas que desearían visitar un lugar científico, riguroso y a la vez divertido y didáctico. Por eso hemos inaugurado una primera fase con un crowdfunding para recaudar fondos que nos permitirán encargar el diseño del proyecto a arquitectos y profesionales de diferentes ámbitos.
Si superamos esta primera fase, que llegaría a mediados de diciembre de 2019, empezaríamos el 2020 buscando la ubicación del futuro museo, continuando el crowdfunding para recaudar los máximos fondos posibles y llegando a finales del 2020 con el proyecto definitivo. Conseguida la ubicación del museo y el objetivo económico, en 2021 comenzaríamos las obras y en el período de 2 años aproximadamente, en el 2023, se inauguraría el Museo de las Nubes. La ilusión por llevarlo a cabo es, sin duda alguna, ¡imparable! pero todo ello depende de cómo vayan las aportaciones económicas.

Enrique Sánchez interviniendo durante la gala meteorológica organizada por Ecometta en el Cosmocaixa de Barcelona, en el año 2015.
Tenéis una revista llamada Naturmet, cuéntanos un poco los contenidos que ofrecéis habitualmente en ella, cuál es su periodicidad, formato…

La Revista Naturmet tuvo una primera etapa con 12 ejemplares que tuvieron una gran repercusión en los centros escolares de todo el mundo. Este año hemos dado salida a la segunda etapa de esta revista que pretende unir en su lectura a niños y niñas, a los equipos docentes y a los padres. Es de lectura rápida y sobre todo muy visual, con fotos y dibujos, intentando utilizar un lenguaje fácil y atractivo para todas las edades. Se trata de una revista que publicamos semanalmente en internet en formato pdf, y que además informa de nuestras actividades.
Se puede decir que Naturmet la hacen los que la leen, pues nos hacen todo tipo de propuestas, todas ellas, a cual más creativa, y nosotros le damos formato y las publicamos. No es de extrañar, como ya ha pasado que la foto o trabajo de un alumno sea portada de la revista, como ya pasó en la primera edición.
Podremos disfrutar de impresionantes fotos de colaboradores como Alfons Puertas desde el Observatorio Fabra, Felipe G. Fuertes desde el Baix Llobregat, Yolanda y Noris Garcés desde Colombia, Josep Martínez Castro desde el Lluçanés, etc., También se puede disfrutar de secciones de ecología didáctica, de la protección y noticias de nuestros mares y océanos con la participación de nuestro colaborador David Fluxà y, como no, hay espacio para el humor e incluso para el primer horóscopo meteorológico del mundo.
Por último destacar que los contenidos son revisados para que sean siempre adecuados para los más pequeños gracias a un equipo de pedagogos.

¿Cómo ves la actividad y vida meteorológica actual en Cataluña? ¿Has cambiado mucho en los últimos 10 años?

Por supuesto que ha cambiado mucho la actividad y vida meteorológica en Cataluña. Siempre ha habido una gran afición a la meteorología, creo que por la magnífica diversidad de fenómenos meteorológicos que suceden, a su vez propiciados por su orografía tan irregular. Eso hace que predecir el tiempo aquí sea en igual manera, difícil y apasionante.
Por lo que yo he vivido, al principio pocos se atrevían a dar sus predicciones por las redes sociales. Era una tarea de los profesionales. Poco a poco, con meteorólogos de referencia como el Alfred Rodríguez Picó, se fue haciendo más popular la información meteorológica y muchas personas fueron encontrándose y haciéndose amigos en foros, aumentando de forma exponencial el fenómeno de los aficionados a la meteorología. Por una parte es interesante que haya tanta gente aficionada a esta ciencia pero por otro, creo que se ha desvirtuado un poco la información, ya que hay muchos nuevos aficionados que se dejan llevar por los bulos y por informaciones no contrastadas e incorrectas que circulan en internet. Por eso es tan importante la humildad, el querer aprender y formarse adecuadamente, tomando siempre como referencia a los que se han currado unos cuantos años para sacarse esta difícil pero apasionante carrera universitaria. Los aficionados realizamos la importantísima labor de estar por todas partes, de poner los ojos con nuestras cámaras donde los medios no llegan. Solo hay que ver los espacios del tiempo para ver las extraordinarias imágenes que cada día podemos admirar en la televisión.
Hace poco que comenté en Madrid que los Aficionados a la Meteorología antaño eran un cuerpo de voluntarios por periodos temporales y muy esporádicos. En la actualidad, a pesar de seguir siendo considerados voluntarios, y por tanto no remunerados, deberían ser un cuerpo profesional de observadores meteorológicos a tiempo completo, previa una formación necesaria como la que se necesita para entrar en cualquier empleo.

Actividad con escolares junto a la entrada de la histórica torre meteorológica Ca l'Arnus, en Badalona, en cuya restauración colaboró Ecometta.
¿Sois activos en redes sociales? ¿Dónde podemos encontraros?

Efectivamente estamos presentes en las redes sociales donde volcamos información prácticamente cada día.

Estamos en:
Twitter: https://twitter.com/TempoAficionado
Facebook: https://www.facebook.com/Ecometta/
https://www.facebook.com/tiempodelosaficionados/
Flickr: https://www.flickr.com/photos/[email protected]/
You Tube: https://www.youtube.com/user/Ecometta
Vimeo: https://vimeo.com/ecometta27126754

Nos podéis encontrar en las siguientes páginas web:
www.ecometta.org
http://www.eltiempodelosaficionados.com
www.ecometta.org/

MuseodelasNubes/Index.html
www.naturmet.org
www.meteomoteros.com
www.meteomusica.com
http://www.4stations.com/

NOTA DE LA RAM: Agradecemos a Enrique Sánchez su amabilidad al concedernos la entrevista, y le animamos a seguir de forma tan entusiasta con su magnífica labor al frente de Ecometta.

Esta entrada se publicó en Entrevistas y está etiquetada con Entrevista, Entrevista del mes, divulgación, divulgador, en 13 Nov 2019 por Francisco Martín León
Publicidad