Día Mundial del Suelo

«Salvemos nuestro suelo»: el Servicio de Cambio Climático de Copernicus lidera los esfuerzos para que el futuro de nuestro suelo sea sostenible

Francisco Martín León Francisco Martín León 05 Dic 2019 - 11:00 UTC
Día Mundial del Suelo de la ONU

En el Día Mundial del Suelo de la ONU, el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) revela cómo está impulsando métodos que ayudan a los responsables de la toma de decisiones a elaborar estrategias sostenibles para combatir la erosión del suelo.

Hoy, 5 de diciembre de 2019, con motivo de la celebración del Día Mundial del Suelo, el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) anuncia un proyecto pionero diseñado para ayudar a trazar planes contra la amenaza que supone la erosión del suelo. Ello se sitúa en línea con la temática de este día de concienciación organizado por las Naciones Unidas con carácter anual y que este año se centra en la preservación de uno de nuestros recursos más preciados. La temática, «Detengamos la erosión del suelo, salvemos nuestro futuro», aborda una cuestión a la que el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) —que se implementa a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Unión Europea—, lleva tiempo prestando una especial atención. Varios de los proyectos de la organización recurren a datos sobre el clima de elevada calidad para elaborar prácticas de gestión sostenible de la tierra que contribuyan a salvar nuestro suelo.

El C3S ha adjudicado recientemente un caso demostrativo al Centro Euromediterráneo del Cambio Climático (en inglés, CMCC) centrado en evaluar la futura erosión del suelo en Italia apoyándose en proyecciones climáticas hasta el año 2100. Algunos factores, como el tipo de suelo y la inclinación de la pendiente provocan que la erosión del suelo resulte más probable, si bien las actividades humanas a menudo agravan aún más este fenómeno. A su vez, determinados acontecimientos como lluvias, inundaciones o fuertes vientos pueden exacerbar la erosión.

Puesto que el suelo es un recurso finito y no renovable, resulta crucial monitorizar su erosión. El caso demostrativo revela cómo los datos del C3S pueden emplearse para abordar esta importante cuestión. Una aplicación dentro del Climate Data Store (CDS) generará y mostrará previsiones sobre la erosión del suelo que abarcarán las décadas pasadas y venideras. En este sentido, el Climate Data Store del C3S actúa como una solución integral para obtener información acerca de nuestro clima pasado, presente y futuro.

Samuel Almond, responsable del Sistema de Información Sectorial (SIS) del C3S, explicó: «En la actualidad, la erosión del suelo se considera una grave amenaza derivada del cambio climático que afecta a varios sectores. Sabemos que los recursos del suelo se están agotando con el tiempo, por lo que resulta fundamental que actuemos ahora para evitar pérdidas mayores. Nuestras estimaciones y pronósticos sobre la erosión del suelo constituirán una importante herramienta para los responsables de la toma de decisiones en los sectores afectados, como el de transporte, el de gestión del agua y el agrícola, entre otros, y les ayudarán a elaborar estrategias sostenibles».

Monitorizar la humedad del suelo

Un importante factor en el ámbito de la erosión del suelo es el nivel de humedad que este presenta. También constituye una de las variables hidrológicas que el Servicio de Cambio Climático de Copernicus mide de forma rutinaria. Sus boletines mensuales sobre el clima informan de las variaciones registradas en las variables hidrológicas, el hielo marino y la temperatura del aire en superficie a escala mundial. Estos resultados se basan en análisis generados por ordenador que utilizan miles de millones de mediciones provenientes de satélites, buques, aeronaves y estaciones meteorológicas en todo el mundo.

Anomalías en las precipitaciones, la humedad relativa del aire en superficie, el contenido de humedad volumétrico de los primeros siete centímetros de suelo y la temperatura del aire en superficie para noviembre de 2019 con respecto a las medias de noviembre para el periodo entre 1981 y 2010. El sombreado en gris más oscuro indica los lugares en los que no se muestra la humedad del suelo debido a la existencia de una cobertura de hielo o a las reducidas precipitaciones climatológicas. Fuente de los datos: ERA5 Crédito: CEPMPM, Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S)

Los científicos del C3S anuncian que los datos sobre la humedad del suelo para el mes de noviembre arrojan resultados heterogéneos en función de la región:

  • En la mayoría de las regiones orientales de Europa y alrededor del Mar Negro se registró una humedad del suelo inferior a la media, al igual que en determinadas áreas del sur y este de la península ibérica, Islandia y las zonas occidentales y septentrionales de los países escandinavos.
  • En concreto, Noruega experimentó un mes sumamente seco: muchas estaciones registraron los volúmenes de precipitaciones más reducidos de la historia del mes de noviembre, según el registro a largo plazo del Instituto Meteorológico de Noruega (MET Norway).
  • Por el contrario, grandes extensiones de Europa central y occidental experimentaron unas condiciones más húmedas que la media, especialmente en el Mediterráneo Central, lo que se tradujo en inundaciones en numerosas regiones y en una humedad del suelo superior a la media.

Influencia del suelo en los incendios forestales y la composición atmosférica

Un reducido nivel de humedad del suelo contribuye a acentuar la amenaza que plantean los incendios forestales en todo el mundo. El CEPMPM también implementa el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS) en representación de la UE. Este monitoriza el emplazamiento y las emisiones de los incendios a escala global mediante su Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS).

Estas mediciones resultan esenciales tanto para monitorizar la composición atmosférica como para elaborar predicciones al respecto de manera precisa y desarrollar sistemas de alerta temprana. En 2019, los incendios más anómalos en términos de extensión y emisiones se situaron en el círculo polar ártico y emitieron más de 50 megatones de dióxido de carbono a la atmósfera: el equivalente a las emisiones totales de Suecia durante un año. Según indican los boletines mensuales sobre el clima del C3S, el alcance y la intensidad de estos incendios fueron especialmente poco habituales debido a unas condiciones más secas en términos generales, con unos niveles más reducidos de precipitaciones y humedad relativa.

El suelo proporciona una fuente natural de óxido de nitrógeno a la atmósfera y contribuye a la calidad del aire a escala mundial. Estas emisiones se derivan de procesos microbianos que tienen lugar en el suelo y se ven influenciadas por factores como la humedad del suelo, la temperatura, el tipo de ecosistema y las prácticas agrícolas. El trabajo desarrollado recientemente por el CAMS ha permitido elaborar un inventario de las emisiones naturales del suelo. El suelo también incide en los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. Junto con la temperatura y la radiación atmosférica, la humedad del suelo es una de las variables que afectan a la producción primaria de carbono en ecosistemas terrestres y al intercambio de CO2 entre la superficie terrestre y la atmósfera. La respiración del suelo también constituye una fuente natural de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Puede consultar más información sobre el caso demostrativo del C3S para Italia acerca de la erosión del suelo aquí.

El C3S ha adjudicado recientemente un caso demostrativo al Centro Euromediterráneo del Cambio Climático (en inglés, CMCC) centrado en evaluar la futura erosión del suelo en Italia apoyándose en proyecciones climáticas hasta el año 2100. El objetivo de este proyecto es demostrar cómo los datos del C3S pueden emplearse para abordar una cuestión tan importante como la erosión del suelo, ya que hay que recordar que se trata un recurso natural finito y no renovable. En este sentido, el Climate Data Store del C3S, que se utiliza en el marco de este caso demostrativo, actúa como una solución integral para obtener información acerca de nuestro clima pasado, presente y futuro. Una de las funciones del C3S es monitorizar variables hidrológicas como el nivel de humedad del suelo, que representa un importante parámetro en el ámbito de la erosión del suelo.

De hecho, en lo que se refiere a España, los datos del el C3S sobre la humedad del suelo para el mes de noviembre desvelan que en determinadas áreas del sur y este de la península ibérica se registró una humedad del suelo inferior a la media, al igual que en la mayoría de las regiones orientales de Europa y alrededor del Mar Negro. Asimismo, determinadas zonas del Mediterráneo Central experimentaron unas condiciones más húmedas que la media, lo que se tradujo en inundaciones en numerosas regiones y en una humedad del suelo superior a la media.

Acerca de Copernicus

Copernicus es el programa insignia de observación de la Tierra de la Unión Europea. Ofrece datos operativos de acceso libre y servicios de información que brindan a los usuarios información fiable y actualizada sobre asuntos medioambientales.

El Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) se implementa a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Unión Europea. El CEPMPM también implementa el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS). El CEPMPM es una organización intergubernamental independiente que desarrolla y difunde predicciones meteorológicas numéricas para sus 34 Estados miembros y cooperantes.

Web del Servicio de Cambio Climático de Copernicus: https://climate.copernicus.eu/
Web del Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus: http://atmosphere.copernicus.e...
Más información sobre Copernicus: www.copernicus.eu
Web del CEPMPM: https://www.ecmwf.int/

Twitter:
@CopernicusECMWF
@CopernicusEU
@ECMWF

Contactos para prensa:

Nuria López
Communications Account Officer
Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio
Shinfield Park, Reading, RG2 9AX, Reino Unido
Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: +44 (0)118 949 9778
Móvil: +44 (0)7392 277 523
Twitter: @CopernicusECMWF

Newsflash
Reading, 5/12/2019

Servicio de Cambio Climático de Copernicus ECMWF

Esta entrada se publicó en Actualidad y está etiquetada con suelo, Erosión del Suelo, Tipo de suelos, Copernicus Climate Change Service, Copernicus-ECMWF, en 05 Dic 2019 por Francisco Martín León
Publicidad