tiempo.com

Casi 1.300 muertes por inundaciones y deslizamientos por el monzón

Mientras el número de muertos por el diluvio anual en el sur de Asia aumentó a casi 1.300. Y la cifra no deja de aumentar

Imagen de los efectos del monzón en zonas de la India. Solo para ilustración

El monzón es vital para la región densamente poblada, ya que revitaliza la tierra y las vías fluviales en medio de veranos abrasadores. Pero también causa muerte y destrucción generalizadas.

Las fuertes lluvias monzónicas azotaron Nueva Delhi la semana pasada, inundando carreteras y acumulando miseria para los viajeros en la caótica capital india.

En Nueva Delhi, los viajeros lucharon en aguas que les llegaban hasta las rodillas y los automóviles y autobuses quedaron sumergidos a medida que las lluvias torrenciales se sumaban a los problemas de tráfico en la ciudad de 20 millones de habitantes.

Las tórridas condiciones de los últimos días también afectaron a los estados del norte y este de India.

En toda la India, 847 personas han muerto esta temporada, dijo el Ministerio del Interior.

En el estado suroccidental de Kerala, el número de muertos por un solo deslizamiento de tierra aumentó a 61 el miércoles pasado, con nueve personas aún desaparecidas.

En Bihar, el estado más pobre de la India, ocho millones de personas se han visto afectadas por las inundaciones, y miles de desplazados duermen en terraplenes y carreteras en medio de la escasez de campos de ayuda.

COVID-19 y un monzón histórico

Las lluvias de este año también se produjeron a raíz de la devastación económica provocada por la pandemia de coronavirus, y la pérdida de cultivos en las áreas afectadas por las inundaciones fue un nuevo golpe para los agricultores y las comunidades rurales.

En Bangladesh, 226 personas han muerto hasta ahora con el 40 por ciento del país bajo el agua después de que las lluvias torrenciales hicieron que los ríos se desbordaran e inundaran las aldeas.

"En términos de duración, fueron las segundas peores inundaciones en la historia del país", dijo Arifuzzaman Bhuyan, director del Centro de Alerta y Pronóstico de Inundaciones de Bangladesh.

Más de seis millones de personas han sufrido daños en sus hogares por las inundaciones y decenas de miles de aldeanos permanecen en refugios.

En Nepal, 218 personas han muerto y 69 están desaparecidas por deslizamientos de tierra e inundaciones desde mediados de junio cuando comenzó el monzón.

El número de víctimas de los monzones en Nepal supera los 200 durante la mayoría de los años, pero los expertos dicen que los deslizamientos de tierra de este año han sido particularmente mortales debido a las continuas secuelas de los terremotos masivos de 2015 y más construcción de carreteras en las estribaciones del Himalaya del país.

Esta entrada se publicó en Actualidad en 26 Ago 2020 por Francisco Martín León