tiempo.com

Borrasca aislada con seclusión cálida a baja subtropical en su seno

La borrasca que nos va a afectar durante esta semana está teniendo una evolución especial. La baja se ha aislado de la circulación polar, ha generado una seclusión cálida y ahora muestra un núcleo central que muestra estructura subtropical

Imagen de masas de aire de la borrasca profunda analizada al oeste -noroeste de las costas de Galicia, con presión en superficie, arriba, y detalle de la baja en superficie junto con el campo de temperatura potencial en 850 hPa, mostrando la entrada cálida en su seno, abajo, del 15 de septiembre de 2020 a las 03 UTC. Eumettrain

La borrasca atlántica, conducida por un chorro polar en niveles altos de componete norte, se ha aislado. El sistema posee un centro de bajas presiones en superficie que se ha profundizado entre el 14 y 15 de septiembre en un proceso típico de las borrascas de latitudes medias: ciclogénesis rápida. A la vez la baja en altura se ha aislado por el chorro.

Actualización: El NHC está monitorizando y vigilando el centro de la borrasca que se está analizando en este artículo por ser su seno un posible candidato a ciclón subtropical nombrado en sus predicciones a 5 días.

Hay que estar atentos a esta evolución, pero NO se nos viene encima un huracán.

Seclusión cálida

En el proceso de profundización ha generado una lengua de aire cálido y húmedo que ha penetrado dentro del centro de la baja en niveles bajos. Esto ha hecho que se generes un núcleo alrededor de la baja de carácter cálido y húmedo, con sus anomalías correspondientes. Este proceso se le denomina seclusión cálida, que suele aparecer en ciertas borrascas que se profundizan rápidamente.

Aislamiento del centro de la baja y sus anomalías: proceso de (sub)tropicalización

Las imágenes de satélite y los modelos numéricos presentan algunas señales que la borrasca está experimentado cambios significativos en su seno:

- Los frentes en la borrasca se alejan del centro de la baja en superficie
- El máximo de viento en altura se debilita y se alejan del centro de la baja en superficie
- La baja en capas bajas está generando convección que rota alrededor de la baja aumentando los vientos en capas bajas y ganando simetría nubosa y en el campo de viento.

Por estos motivos (y otros), hace que la borrasca desarrolle un proceso de subtropicalización sólo alrededor de la baja en superficie. La borrasca sigue siendo globalmente un ciclón de extratropical, pero una parte de ella, su centro y zonas nubosas asociadas, muestran señales de subtropicalización: anomalía cálida y húmeda, convención, vientos fuertes en capas baja, núcleo cálido en su zona del mínimo desimpresionar.

Imagen infrarrojo realzada prevista por el modelo GFS para el 16 de sept. 2020 a las 01 UTC. Tropicaltidbits
Diagrama de fase de la baja analizada según modelo GFS donde se observa que actualmente (C) posee un núcleo cálido y simétrico, desde su inicio (A) que era frío, para pasar de nuevo a ser un núcleo frío (Z). Universidad de Florida

El hecho de que una parte de una borrasca tome tintes subtropicales no hace que la borrasca en su conjunto sea subtropical.

Habrá que estar atento a la evolución de esta borrasca que nos traerá un temporal otoñal durante esta semana, y que está teniendo una evolución muy particular.

Nota

Esta entrada se publicó en Noticias en 15 Sep 2020 por Francisco Martín León