Archivo del Autor: jVina2016

Trenes meteorológicos

El término “tren” es usado en Meteorología para identificar fenómenos que se desplazan en una determinada dirección, pasando sobre un lugar durante un tiempo determinado, de manera similar –de ahí la analogía– a como lo hacen los trenes. En el video se explica en qué consiste un tren de borrascas, un tren convectivo y el llamado tren siberiano, que una forma expresiva de llamar a la ola de frío procedente de Siberia.

Los mayas y la Meteorología

Una de las civilizaciones antiguas más fascinantes que se conocen es la de los mayas. Desarrollaron un calendario cuya exactitud sigue despertando asombro en la actualidad, anticiparon fenómenos celestes como los eclipses, los solsticios o los equinoccios, y mostraron un gran interés por la meteorología –estrechamente ligada a la agricultura–, dedicando a ella –a los distintos fenómenos meteorológicos– un gran número de dioses, como Chaac o Kukulkán.

Los tornados en el mundo

En este video, José Miguel Viñas muestra un mapamundi donde aparecen señaladas las regiones del mundo donde haya una mayor actividad tornádica. Aparte de Norteamérica, que ocupa el primer lugar, también destaca una vasta zona del continente europeo, donde no se incluye España, una zona de Argentina y Uruguay, con bastante actividad, Sudáfrica y amplias zonas del sureste asiático.

Cañones granífugos

Las técnicas de modificación artificial del tiempo se remontan al siglo XIX. Se empezaron por aquel entonces a utilizar cañones granífugos, cuya principal misión era evitar que una tormenta dejara granizo. Para ello se bombardeaban las nubes tormentosas, generando ondas de choque, destinadas a interrumpir el proceso de formación del citado granizo en su interior.

Vientos vitruvianos

El arquitecto romano Vitruvio (siglo I a. C.) en su conocido tratado “De Arquitectura” planteó el trazado de la ciudad ideal, para lo cual propuso que había que tener en cuenta cuáles eran los vientos dominantes en su lugar de emplazamiento, con el fin de diseñar el trazado de sus calles de manera apropiada, sin coincidir con esas direcciones en las que soplaban más a menudo los vientos. En la rosa de 24 rumbos que Vitruvio incluyó en su obra, aparecen nombres de vientos que han dado origen a algunos de los que usamos en la actualidad.

El granizómetro

 

Para caracterizar una granizada se emplea un dispositivo llamado granizómetro. Consiste básicamente en una placa colocada horizontalmente que recibe los impactos de granizos, donde quedan marcados. Un análisis a posteriori permite determinar cuántos granizos cayeron por unidad de superficie, el calibre de los mismos y otras variables como la intensidad del impacto.

El efecto Magnus

La trayectoria de los objetos esféricos en rotación sufre una marcada desviación, debida a un conocido fenómeno hidrodinámico conocido como efecto Magnus. Dicho fenómeno se pone de manifiesto con frecuencia en los lanzamientos de falta que tienen lugar en los partidos de fútbol, cuando el lanzador golpea el balón buscando ese efecto deliberadamente. En este video José Miguel Viñas explica en qué consiste, con el apoyo de una figura explicativa.

Consultando los tiempos

En la Antigua Grecia, los atenienses que discurrían por el Ágora romana disponían de un edificio en el que poder informarse tanto del tiempo meteorológico como del cronológico. Esa construcción sigue en pie. Es la Torre de los Vientos, que en la época clásica estaba coronada por una estatua que hacía funciones de veleta, indicando la dirección del viento dominante. Aparte de eso, unos cuadrantes solares en las distintas fachadas, permitían conocer la hora solar, y si el día estaba nublado, una clepsidra (reloj de agua) situada en el interior del edificio, permitía también determinar la hora del día.

Caída de hojas tardías

El otoño de 2017 se caracterizó por su templanza, con períodos del mismo con un ambiente más veraniego que otoñal. La ausencia de frío prácticamente hasta las puertas del invierno, en diciembre, atrasó la caída de la hoja más de un mes con respecto a lo que suele ser habitual. Este comportamiento viene siendo la tónica de los últimos años, en consonancia con el escenario de calentamiento global que estamos viviendo.

40º aniversario del Meteosat

El 23 de noviembre de 2017 se cumplió el 40º aniversario del lanzamiento del primer satélite de la serie Meteosat (el Meteosat 1), que en diciembre de aquel mismo año empezó a enviar las primeras imágenes. Desde entonces, una flotilla de estos ingenios –tanto los de la primera como los de la segunda generación- han garantizado el envío ininterrumpido de imágenes de la Tierra en distintos canales, lo que ha supuesto un salto cualitativo en la observación meteorológica.