Archivo del Autor: jVina2016

Los nuevos centinelas de la Tierra

La observación terrestre está dando un salto cualitativo gracias al Programa europeo Copernicus, y particularmente a una flota de satélites, los primeros de los cuales ya están operativos, en órbita. Los datos e imágenes obtenidos por los primeros satélites (centinelas) están empezando a aportar una valiosa información sobre los mares, los hielos, la atmósfera y el resto de subsistemas terrestres.

Nubes homogenitus

La nueva edición del Atlas Internacional de Nubes (OMM, 2017) tiene en cuenta las nubes que tienen un origen humano. Un claro ejemplo son las estelas que dejan los aviones a su paso. Otro, las nubes que surgen de las torres de refrigeración de las centrales térmicas. En ambos casos tenemos nubes homogenitus. Si esas nubes evolucionan a otras, pasan a calificarse como homomutatus.

Fluctus y volutus

Video dedicado a un par de rasgos suplementarios nubosos que se han incorporado a la nueva edición del Atlas Internacional de Nubes (2017). Ambos son muy espectaculares. Por un lado, unas efímeras onditas que surgen a veces en el contorno superior de algunas nubes, asociadas a una inestabilidad de Kelvin-Helmholtz, que pasan a llamarse “fluctus”, y por otro, las conocidas “nubes rodillo”, que ahora se denominan “volutus”.

Entendiendo las nubes

“Entendiendo las nubes” fue el lema elegido por la OMM para conmemorar el Día Meteorológico Mundial de 2017. Con dicho lema se quiso poner de manifiesto la importancia que tienen las nubes tanto en la predicción meteorológica como en las proyecciones climáticas. Si bien cada vez se modelizan mejor, con un mayor nivel de detalle, todavía plantean grandes retos en la predicción.

Sol artificial

Se explica un interesante proyecto tecnológico que se ha desarrollado en Alemania, consistente en la construcción de un gran “sol artificial”, formado por un centenar largo de lámparas de xenon, y que tiene la capacidad de obtener energía calorífica. Este dispositivo puede suponer una alternativa al sol real como fuente de energía, en países del norte de Europa, con escasa insolación.

El Programa Copernicus

Se describe el programa europeo de observación de la Tierra más ambicioso llevado hasta la fecha. El Programa Copernicus está apoyado en tres grandes patas o componentes. Una de ellas es la espacial, para lo cual se abastece de datos de varias flotas de satélites, otra es la terrestre, apoyada en redes de observación terrestre, y la tercera es la de procesamiento de datos y cálculo, que cuenta con el soporte del ECMWF.

Nubes a sotavento

Video grabado en las cercanías del puerto de Navafría, en la divisoria entre las provincias de Segovia y Madrid, un día ventoso, en la que soplaban vientos intensos del NE. Se puede apreciar cómo las nubes que llegan y se acumulan en la vertiente segoviana, al pasar la barrera montañosa y dirigirse hacia el SW, se disipan, quedando los cielos despejados.

De asperatus a asperitas

Hace varios años, el fundador de la Sociedad de Apreciación de las Nubes –Gavin Pretor-Pinney–, propuso el nombre “asperatus” para designar a unas espectaculares formas nubosas rugosas, que surgen a veces en la base de capas de altocúmulos o estratocúmulos. En la nueva edición del Atlas Internacional de Nubes se ha incluido ese nuevo rasgo suplementario y se le ha llamado “asperitas”.

Las fases del agua

Con frecuencia, en las figuras que existen para ilustrar las tres fases del agua, se incluye erróneamente una pequeña nubecita para identificar la fase gaseosa de esa sustancia, cuando, en realidad, el vapor de agua es un gas y como tal es transparente. Es un error bastante habitual pensar que las nubes son vapor de agua, cuando en realidad están formadas por gotitas (fase líquida) y cristales de hielo (fase sólida).

Últimas nieves

En el video –grabado el 27 de abril de 2017– se muestra un amplio sector de la Sierra de Guadarrama, donde se aprecia la nieve que hay a esas alturas del año en montañas como Peñalara o la Bola del Mundo. Tras un mes de abril sin apenas nevadas, el aspecto de esas montañas delata la presencia de poca nieve; menos de la que otros años más nivosos había allí en las mismas fechas.