Las temperaturas del verano 2018: ¿la ‘nueva normalidad’?

¿Habrá que definir la nueva “normalidad térmica” con el calentamiento del planeta? Esta pregunta se la hacen muchos científicos del tiempo y el clima. La Met Office arroja alguna luz a la vista de las temperaturas calidas de los años recientes, especialmente de las del verano de 2018

 


El científico jefe de Met Office, el profesor Stephen Belcher, apareció recientemente en la BBC Newsnight para hablar sobre las temperaturas extremas actuales del verano de 2018 y el cambio climático.

La entrevistadora Emily Maitlis preguntó si las temperaturas cálidas actuales que estamos viendo pueden considerarse la “nueva normalidad”. Ciertamente, no puede haber ninguna duda de que el verano de 2018 ha sido notable tanto en el Reino Unido como en todo el mundo en los aspectos térmicos.

El profesor Brian Hoskins, presidente del Instituto Grantham, el Imperial College y de la Universidad de Reading, habló en la BBC World Tonight y también comentó sobre los vínculos entre la ola de calor actual y el cambio climático.

Aquí Stephen y Brian dan una perspectiva sobre la ola de calor y sus conexiones con el cambio climático.

Un resumen de lo acontecido en el verano de 2018

En el Reino Unido, el tiempo cálido nos acompaña desde abril. Algunas partes de East Anglia y el sudeste de Inglaterra prácticamente no han llovido en más de 55 días, y es posible que veamos nuestro récord más alto de temperaturas máximas de 38.5 ºC caiga en algún momento.

El Círculo Polar Ártico ha visto temperaturas superiores a los 30 ° C, incluso en Badufoss y Makkaur en Noruega, y en Finlandia las temperaturas han alcanzado los 33.4 ° C.

Mientras tanto en Japón, la ciudad de Kumagaya reportó una nueva temperatura récord para el país, 41.1C, y las temperaturas han excedido los 40ºC en el centro de Tokio por primera vez y ha habido informes de muchas personas enfermadas y muertas por insolación.

 

¿Hacia una nueva “normalidad”?

Naturalmente, la gente se pregunta si esto es resultado del cambio climático: ¿es esta la ‘nueva normalidad’?  Entonces, ¿qué podemos decir?

Bueno, los patrones atmosféricos que conducen a la ola de calor en el Reino Unido ocurren en los ciclos naturales del clima, pero han sido inusualmente persistentes.

La corriente en chorro se ha debilitado y se ha quedado atascada en el norte del Reino Unido, con una gran presión sobre el Reino Unido y Europa. En el verano, un patrón así conduce a suelos secos, lo que significa que si el tiempo soleado continúa, la energía del sol no se gasta en la evaporación del agua y las temperaturas aumentan aún más.

Comparación de las anomalías de temperatura de 1976 y 2018 de junio, basadas en el conjunto de datos de Met Office HadCRUT4

 

Además, hemos visto un contexto de calentamiento global debido principalmente al aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, con temperaturas medias mundiales que aumentan más de 1 ºC por encima de los niveles preindustriales, y más aún en los continentes del norte.

Los ciclos naturales del clima significan que no debemos esperar que las olas de calor como este sucedan cada año, pero cuando las experimentamos, el mundo más cálido significa que hay un mayor riesgo de temperaturas incluso más altas.

En 2003, Europa también experimentó una ola de calor pronunciada. Las investigaciones llevadas a cabo en el Met Office mostraron que las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera duplicaron las probabilidades de las temperaturas registradas en 2003 en comparación con lo que se esperaría en un mundo preindustrial.

Esta investigación también concluyó que para la década de 2040 las temperaturas que vimos en Europa en 2003 podrían ser bastante normales en verano. Hemos actualizado esta predicción con datos más recientes, y encontramos que esta predicción todavía está en curso: las temperaturas extremas que vimos en el verano de 2003 se puede esperar que ocurran más regularmente en Europa en la década de 2040.
Anomalías de temperatura media en verano en Europa (área en recuadro cerrado) de observaciones CRUTEM4 (negro), simulaciones de modelos climáticos de CMIP5 (siguiendo RCP8.5) que incluyen todos los forzamientos incluidos los gases de efecto invernadero (rojo) y con forzamientos naturales (verde). Si las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen a cero para 2050, el crecimiento de la temperatura cesaría

 

En la Met Office, en colaboración con las universidades, estamos llevando a cabo un análisis detallado de esta ola de calor en particular y su expresión en un mundo que se calienta. Nuestro objetivo es entender por qué el patrón climático de este verano fue tan persistente, y hasta qué punto esta persistencia puede estar influenciada por el cambio climático inducido por los humanos, así como el papel del calentamiento global por los gases de efecto invernadero en el aumento de las temperaturas en la ola de calor. Publicaremos nuestros hallazgos más adelante en el año.

Las temperaturas que estamos experimentando pueden no ser todavía la “nueva normalidad”, pero en unas pocas décadas podrían serlo.

27 de julio de 2018

 

Met Office

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *