Los efectos de la siberiana 2018 en el campo térmico y precipitación en Europa

 

A finales de febrero y primeros de marzo de 2018 una irrupción de aire gélido proveniente de Siberia irrumpió con fuerza y persistencia sobre una parte de Europa.

 

 

 


Las temperaturas se desplomaron a valores históricos. Fue la siberiana del invierno 2018 o el primer expreso siberiano de 2018. Estas connotaciones de hacen referencia al aire muy frío y seco proveniente de Rusia y Siberia sobre Europa.

Los mapas de temperaturas,  y sus anomalías y los de precipitación quedaron impregnados del desplome del mercurio y en el campo de la precipitación, respectivamente. Los mapas y datos son preliminares.

 

Mapas de temperaturas: anomalías,  mínimas y máximas. Periodo 25 febrero-3 marzo. NOAA.

 

Europa se vio afectada por dicha irrupción y solo países del sur se salvaron parcialmente del frío helador. La península Ibérica solo se vio afectada parcialmente, en algunas regiones del norte. Las Islas Británicas, Francia, Alemania, por citar algunos ejemplos, sufrieron las consecuencias del frío siberiano. La presa británica amarilla llamó a esta entrada: la “Bestia del Este”

Algunos países vieron como sus temperaturas máximas no superaban los 0 ºC y las mínimas se desplomaban más allá de los -25 ºC.

Los muertos por frío se dispararon entre los 25 y las 40 personas, dependiendo de las fuentes y de las consecuencias directas o indirectas de las causas del fallecimiento. El transporte y la vida normal se vieron seriamente afectados.

Las borrascas  se vieron obligadas a pasar por el sur europeo y el reguero de lluvia bañó los países mediterráneos. Cuando la lengua de aire frío interacciono con las borrascas de aire suave y húmedo,  entonces las nevadas se hicieron notar: nevó en  ciudades emblemáticas como Roma, Venecia y norte de España lo hizo a nivel de costa. Espectaculares imágenes se vieron en la playa de la Concha en San Sebastián

 

Precipitación para el periodo comentado. NOAA

 

Fuente de los gráficos: NOAA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *